Warning: preg_replace(): The /e modifier is deprecated, use preg_replace_callback instead in ..../vbseo/includes/functions_vbseo_hook.php on line 38

Warning: preg_replace(): The /e modifier is deprecated, use preg_replace_callback instead in ..../vbseo/includes/functions_vbseo_hook.php on line 39

Warning: preg_replace(): The /e modifier is deprecated, use preg_replace_callback instead in ..../vbseo/includes/functions_vbseo_hook.php on line 41

Warning: preg_replace(): The /e modifier is deprecated, use preg_replace_callback instead in ..../vbseo/includes/functions_vbseo_hook.php on line 42

Warning: preg_replace(): The /e modifier is deprecated, use preg_replace_callback instead in ..../vbseo/includes/functions_vbseo_hook.php on line 43

Warning: preg_replace(): The /e modifier is deprecated, use preg_replace_callback instead in ..../vbseo/includes/functions_vbseo_seo.php on line 120

Warning: preg_replace(): The /e modifier is deprecated, use preg_replace_callback instead in ..../vbseo/includes/functions_vbseo_seo.php on line 120

Warning: preg_replace(): The /e modifier is deprecated, use preg_replace_callback instead in ..../vbseo/includes/functions_vbseo_seo.php on line 120

Warning: preg_replace(): The /e modifier is deprecated, use preg_replace_callback instead in ..../vbseo/includes/functions_vbseo_seo.php on line 120

Warning: preg_replace(): The /e modifier is deprecated, use preg_replace_callback instead in ..../vbseo/includes/functions_vbseo_seo.php on line 120

Warning: preg_replace(): The /e modifier is deprecated, use preg_replace_callback instead in ..../vbseo/includes/functions_vbseo_seo.php on line 120

Warning: preg_replace(): The /e modifier is deprecated, use preg_replace_callback instead in ..../vbseo/includes/functions_vbseo_seo.php on line 120

Warning: preg_replace(): The /e modifier is deprecated, use preg_replace_callback instead in ..../vbseo/includes/functions_vbseo_hook.php on line 38

Warning: preg_replace(): The /e modifier is deprecated, use preg_replace_callback instead in ..../vbseo/includes/functions_vbseo_hook.php on line 39

Warning: preg_replace(): The /e modifier is deprecated, use preg_replace_callback instead in ..../vbseo/includes/functions_vbseo_hook.php on line 41

Warning: preg_replace(): The /e modifier is deprecated, use preg_replace_callback instead in ..../vbseo/includes/functions_vbseo_hook.php on line 42

Warning: preg_replace(): The /e modifier is deprecated, use preg_replace_callback instead in ..../vbseo/includes/functions_vbseo_hook.php on line 43

Warning: preg_replace(): The /e modifier is deprecated, use preg_replace_callback instead in ..../vbseo/includes/functions_vbseo_seo.php on line 120

Warning: preg_replace(): The /e modifier is deprecated, use preg_replace_callback instead in ..../vbseo/includes/functions_vbseo_seo.php on line 120

Warning: preg_replace(): The /e modifier is deprecated, use preg_replace_callback instead in ..../vbseo/includes/functions_vbseo_seo.php on line 120

Warning: preg_replace(): The /e modifier is deprecated, use preg_replace_callback instead in ..../vbseo/includes/functions_vbseo_seo.php on line 120

Warning: preg_replace(): The /e modifier is deprecated, use preg_replace_callback instead in ..../vbseo/includes/functions_vbseo_seo.php on line 120

Warning: preg_replace(): The /e modifier is deprecated, use preg_replace_callback instead in ..../vbseo/includes/functions_vbseo_seo.php on line 120

Warning: preg_replace(): The /e modifier is deprecated, use preg_replace_callback instead in ..../vbseo/includes/functions_vbseo_seo.php on line 120

Warning: preg_replace(): The /e modifier is deprecated, use preg_replace_callback instead in ..../vbseo/includes/functions_vbseo_hook.php on line 38

Warning: preg_replace(): The /e modifier is deprecated, use preg_replace_callback instead in ..../vbseo/includes/functions_vbseo_hook.php on line 39

Warning: preg_replace(): The /e modifier is deprecated, use preg_replace_callback instead in ..../vbseo/includes/functions_vbseo_hook.php on line 41

Warning: preg_replace(): The /e modifier is deprecated, use preg_replace_callback instead in ..../vbseo/includes/functions_vbseo_hook.php on line 42

Warning: preg_replace(): The /e modifier is deprecated, use preg_replace_callback instead in ..../vbseo/includes/functions_vbseo_hook.php on line 43

Warning: preg_replace(): The /e modifier is deprecated, use preg_replace_callback instead in ..../vbseo/includes/functions_vbseo_seo.php on line 120

Warning: preg_replace(): The /e modifier is deprecated, use preg_replace_callback instead in ..../vbseo/includes/functions_vbseo_seo.php on line 120

Warning: preg_replace(): The /e modifier is deprecated, use preg_replace_callback instead in ..../vbseo/includes/functions_vbseo_seo.php on line 120

Warning: preg_replace(): The /e modifier is deprecated, use preg_replace_callback instead in ..../vbseo/includes/functions_vbseo_seo.php on line 120

Warning: preg_replace(): The /e modifier is deprecated, use preg_replace_callback instead in ..../vbseo/includes/functions_vbseo_seo.php on line 120

Warning: preg_replace(): The /e modifier is deprecated, use preg_replace_callback instead in ..../vbseo/includes/functions_vbseo_seo.php on line 120

Warning: preg_replace(): The /e modifier is deprecated, use preg_replace_callback instead in ..../vbseo/includes/functions_vbseo_seo.php on line 120

Warning: preg_replace(): The /e modifier is deprecated, use preg_replace_callback instead in ..../vbseo/includes/functions_vbseo_hook.php on line 38

Warning: preg_replace(): The /e modifier is deprecated, use preg_replace_callback instead in ..../vbseo/includes/functions_vbseo_hook.php on line 39

Warning: preg_replace(): The /e modifier is deprecated, use preg_replace_callback instead in ..../vbseo/includes/functions_vbseo_hook.php on line 41

Warning: preg_replace(): The /e modifier is deprecated, use preg_replace_callback instead in ..../vbseo/includes/functions_vbseo_hook.php on line 42

Warning: preg_replace(): The /e modifier is deprecated, use preg_replace_callback instead in ..../vbseo/includes/functions_vbseo_hook.php on line 43

Warning: preg_replace(): The /e modifier is deprecated, use preg_replace_callback instead in ..../vbseo/includes/functions_vbseo_seo.php on line 120

Warning: preg_replace(): The /e modifier is deprecated, use preg_replace_callback instead in ..../vbseo/includes/functions_vbseo_seo.php on line 120

Warning: preg_replace(): The /e modifier is deprecated, use preg_replace_callback instead in ..../vbseo/includes/functions_vbseo_seo.php on line 120

Warning: preg_replace(): The /e modifier is deprecated, use preg_replace_callback instead in ..../vbseo/includes/functions_vbseo_seo.php on line 120

Warning: preg_replace(): The /e modifier is deprecated, use preg_replace_callback instead in ..../vbseo/includes/functions_vbseo_seo.php on line 120

Warning: preg_replace(): The /e modifier is deprecated, use preg_replace_callback instead in ..../vbseo/includes/functions_vbseo_seo.php on line 120

Warning: preg_replace(): The /e modifier is deprecated, use preg_replace_callback instead in ..../vbseo/includes/functions_vbseo_seo.php on line 120

Warning: preg_replace(): The /e modifier is deprecated, use preg_replace_callback instead in ..../vbseo/includes/functions_vbseo_hook.php on line 38

Warning: preg_replace(): The /e modifier is deprecated, use preg_replace_callback instead in ..../vbseo/includes/functions_vbseo_hook.php on line 39

Warning: preg_replace(): The /e modifier is deprecated, use preg_replace_callback instead in ..../vbseo/includes/functions_vbseo_hook.php on line 41

Warning: preg_replace(): The /e modifier is deprecated, use preg_replace_callback instead in ..../vbseo/includes/functions_vbseo_hook.php on line 42

Warning: preg_replace(): The /e modifier is deprecated, use preg_replace_callback instead in ..../vbseo/includes/functions_vbseo_hook.php on line 43

Warning: preg_replace(): The /e modifier is deprecated, use preg_replace_callback instead in ..../vbseo/includes/functions_vbseo_seo.php on line 120

Warning: preg_replace(): The /e modifier is deprecated, use preg_replace_callback instead in ..../vbseo/includes/functions_vbseo_seo.php on line 120

Warning: preg_replace(): The /e modifier is deprecated, use preg_replace_callback instead in ..../vbseo/includes/functions_vbseo_seo.php on line 120

Warning: preg_replace(): The /e modifier is deprecated, use preg_replace_callback instead in ..../vbseo/includes/functions_vbseo_seo.php on line 120

Warning: preg_replace(): The /e modifier is deprecated, use preg_replace_callback instead in ..../vbseo/includes/functions_vbseo_seo.php on line 120

Warning: preg_replace(): The /e modifier is deprecated, use preg_replace_callback instead in ..../vbseo/includes/functions_vbseo_seo.php on line 120

Warning: preg_replace(): The /e modifier is deprecated, use preg_replace_callback instead in ..../vbseo/includes/functions_vbseo_seo.php on line 120
Notícia en el Levante-EMV sobre Unió Valnciana

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para mejorar la navegación y poder obtener estadísticas de uso. Al continuar con tu navegación significa que das tu consentimiento a nuestra política de cookies.

Continuar
Resultados 1 al 5 de 5

Tema: Notícia en el Levante-EMV sobre Unió Valnciana

  1. #1
    Aspirant a Centenar
    Fecha de ingreso
    09 oct, 09
    Mensajes
    205

    Notícia en el Levante-EMV sobre Unió Valnciana

    Bon dia

    Ací vos deixe una notícia apareguda en el Levante-EMV

    Puncha ací.

    Valencian-Star

  2. #2
    Moderador Avatar de nrf_blau
    Fecha de ingreso
    15 dic, 07
    Mensajes
    3,555
    El PP és una mafia, que ha erosionat la democràcia valenciana. Lo que passa en Valencia és de república bananera. TV púbiques manipulades a favor del pdoer, diaris, persones i partits sencers se venen al preu que els posa el PP.
    Pero tranquils, que açò té que acabar, un dia o atre, els explotarà en els nasos.
    Nostra Real Senyera no s'agenolla davant ningu...

    ¡Gloria a la Patria, Vixca Valencia!

  3. #3
    Moderador Global Avatar de El_capo71
    Fecha de ingreso
    02 ene, 06
    Mensajes
    9,381
    LEVANTE EMV:

    El partido que no sobrevivió a la paz

    Acta de defunción de UV. Instrumento de la derecha valenciana para capitalizar políticamente la agitación anticatalanista contra las instituciones dirigidas por la izquierda en los albores de la autonomía, Unión Valenciana tocó el cielo en 1991, cuando se quedó a un paso de lograr la alcaldía de Valencia, pero no supo adaptarse a la paz en torno a las señas de identidad impuesta por un PP ya en el poder que, al valencianizar su discurso, la arrojó a la intemperie.

    JUANJO GARCÍA GÓMEZ El lunes pasado, el presidente de Unión Valenciana, José Manuel Miralles, hizo el mismo viaje repetido por decenas de dirigentes en los últimos años. Tras hacerse público que UV no concurrirá a las elecciones autonómicas y locales, una cita a la que no había faltado nunca, Miralles escenificó en un acto con el presidente de la Generalitat, Francisco Camps, su respaldo al PPCV, partido del que procedía (fue miembro de la ejecutiva local de Nàquera hasta 2003) y que denostó hasta doblar la cerviz. De los últimos cuatro presidentes regionales, tres (Chiquillo, Ballester y ahora Miralles) han caído en brazos de los populares y el cuarto (Chanzá) se ha arrimado a una plataforma, el CDL, que aglutina a ex PSPV y ex UV. Para muchos, la última deserción, si el retén que ha quedado en la sede no lo impide, ha sido el acta de defunción de un partido que acarició la gloria en los comicios de 1991, cuando cosechó 208.126 votos en la C. Valenciana, el 10,5 %, de los que 184.379 los sumó en la provincia de Valencia, el 16,4 %. Dieciocho años después, en las europeas de 2009, UV recabó 4.398 votos, por debajo del Partido Antitaurino (5.000 sufragios), mientras que dos años antes, en las autonómicas de 2007, recibió 22.789 votos, el 1,0 %.
    En medio, una historia trufada de continuos enfrentamientos internos, fugas al PP y una imparable hemorragia de votos hasta casi la extinción de un proyecto político fraguado en 1981, en una reunión en Agres, en la que dirigentes de diversas entidades significadas en la batalla de Valencia en torno a los símbolos, con el Grup d'Acció Valencianista (GAV) a la cabeza, deciden dar el paso a la política. Miguel Ramón Izquierdo, el último alcalde franquista de Valencia, improvisó el nombre de UV en una servilleta. En julio de 1982 redactó los estatutos. Sin embargo, Vicente González Lizondo se le adelantó e inscribe el partido que nació con el alicantino Vicente Ramos como primer presidente regional.
    La inconsistencia ideológica ("el partido se incluye dentro de una corriente valencianista de base interclasista, de raíz popular", se declaraba en sus estatutos) de una formación nacida para capitalizar políticamente la agitación anticatalanista contra las instituciones en manos de la izquierda en los albores de la autonomía -con la triada identitaria lengua, bandera tricolor y Regne- explican a la vez el auge y la muerte de UV, una vez la derecha se hizo con el poder y desactivó la batalla lingüística. Unión Valenciana no sobrevivió o no supo adaptarse a esa "pax lingüística" impuesta por un PP que paralelamente valencianizó su discurso, dejando al desnudo la falta de solidez del proyecto unionista.
    Un proyecto que recibe el primer empujón político a los dos meses de ver la luz de la mano de Manuel Fraga, quien en 1982, empeñado en sumar a las derechas regionales a AP, integra a UV en una coalición en la que también están el PDP y UL. Ramos y Ramón Izquierdo, quien asume la presidencia regional, obtienen acta en el Congreso. En las autonómicas y municipales de 1983 repiten pacto y UV está presente en las primeras Corts Valencianes y en el Ayuntamiento de Valencia, trampolín para la imagen de un Lizondo que desde la presidencia provincial de Valencia es quien maneja los hilos del partido. En 1986, Lizondo decide romper la coalición para preparar una aventura en solitario que da sus frutos: Ramón Izquierdo logra el escaño por 409 votos a costa de Emèrit Bono, candidato del PCE. En su estreno, Unió Valenciana cosecha 64.403 sufragios, el 3,1% a nivel autonómico, el 5,1% en la provincia de Valencia.

    A punto de lograr la alcaldía
    En las autonómicas y municipales de 1987 consolida su ascenso al lograr seis diputados en las Corts (183.541 votos, el 9,2 %), mientras en Valencia ciudad es la segunda fuerza más votada tras el PSPV aunque con los mismos ediles que AP. En las generales de 1989, Lizondo y Juan Oliver (144.924 votos,el 6,9 %), logran acta en Madrid. Pero los mejores resultados los alcanzan en las locales y autonómicas de 1991, cuando logran 7 escaños en las Corts, el techo de Unión Valenciana. Sin embargo, la alegría no esconde una gran frustración: En Valencia, Lizondo estaba convencido de que iba a sacar más votos que el PP y ambos derrotarían al PSPV como auguraban las encuestas, lo que le habría otorgado la alcaldía, pero Rita Barberá logró un edil más (9) que UV y se hizo con una vara de mando que aún no ha dejado. Lizondo (con el 21,8% del voto de la ciudad) exigió amplias delegaciones y repartió cargos mientras los problemas con Ramón Izquierdo, quien a menudo ejercía de agente moderador, lo llevaron a adelantar un año (1992) el asalto al poder orgánico total del partido.
    Mientras el líder unionista corta cabezas, la formación de Barberá comienza a despegar. En las generales de 1993, UV retrocede y pierde un escaño (se queda Lizondo). También baja en las autonómicas de 1995, con 165.956 votos y el 7,1 %, pero sus cinco diputados son determinantes para que Eduardo Zaplana desplace a Joan Lerma. Lizondo repite entonces el "error", según sus críticos, de 1991 con Barberá y, en lugar de quedarse al margen del Consell o forzar un acuerdo al alza, sella el "Pacto del Pollo", así llamado porque se fraguó en el despacho del empresario del sector avícola Federico Félix la madrugada del 4 de julio de 1995.
    El líder de UV se convierte en presidente de las Corts y UV amarra la Conselleria de Agricultura y Medio Ambiente, un senador y la presidencia del consejo de RTVV. Unos puestos que dan pesebre (más de cien sueldos) pero no permiten a UV levantar el vuelo. Pese a la hemorragia de votos, retiene el diputado en las generales de 1996 (José María Chiquillo, que había relevado a Lizondo en 1994).
    Maniatado por su responsabilidad institucional, Lizondo había cedido el testigo a Héctor Villalba en octubre del 95 pero las desavenencias con éste y su entorno desembocan en su expulsión del partido en noviembre de 1996. El cofundador quería conducir la nave unionista hacia el PP mientras Villalba aspiraba a convertir el partido en una formación nacionalista, una especie de CiU a la valenciana. En diciembre del 96 fallece Lizondo y Villalba asume las Corts.
    Mientras UV se desangra, el PP valencianiza su discurso -el "poder valenciano" de Zaplana-, al tiempo que lanza una OPA hostil para comprar unionistas. La envolvente se completa con el entierro de la batalla lingüística merced al pacto de la Acadèmia, en 1998. UV, asediada desde fuera y desde dentro (los fugados crean partidos para restarle votos), se ha quedado sin discurso y sin el cofundador Lizondo. Y lo paga en los comicios del 99, cuando suma 106.119 sufragios, el 4,8 %, a 6.000 votos de superar la barrera electoral para entrar en las Corts. Perdido el pesebre, la estampida es imparable al PP, que absorbe ese espacio político.

    Viaje de ida y vuelta de Miralles
    Chiquillo toma las riendas pero el fracaso en las generales de 2000 (57.830 votos, el 2,4 %) y en las autonómicas de 2003 (72.594 sufragios, el 3,0 %, quedando en Valencia ciudad por debajo del Partido del Cannabis) le llevan a tirar la toalla. La nueva dirección afín a él pacta con el PP no concurrir a las generales de 2004 a cambio de que Chiquillo sea senador. Una operación que recuerda a la de Miralles, aunque el pago, convertida UV en un saldo, no será tan elevado.
    La militancia castiga el acuerdo y la asamblea derrota la lista en la que se integra Chiquillo y elige a Ballester. El expresidente se va con el acta y acabará integrándose en el PP. Ballester renunciará un año y dos meses después, harto de los conflictos internos, en favor de Miralles. Con éste, UV acudió a las autonómicas de 2007 en un pacto con Los Verdes Ecopacifistas. Obtuvo 22.789 votos. En las generales de 2008 no se presentó y en las europeas de 2009 tocó fondo, con 4.398 votos, el 0,2 %. Miralles ha hecho un viaje de ida y vuelta al PP. En 2003, el colectivo local del PP lo postuló como alcaldable, pero la provincial lo tumbó y se fue a UV para ir como cabeza de lista. Ahora vuelve. Un final, el de UV, muy alejado de aquel "Anem a manar" que prometió Lizondo.

    El partido que no sobrevivió a la paz - Levante-EMV
    Equip de traduccio de valenciafreedom.com

  4. #4
    Moderador Global Avatar de El_capo71
    Fecha de ingreso
    02 ene, 06
    Mensajes
    9,381
    LAS PROVINCIAS:
    Valencianismo, muerte y ¿resurrección?
    La desintegración de UV no desanima al valencianismo a intentar una tercera vía

    El pasado lunes Unio Valenciana volvió a escribir otra página de su particular epílogo político. El actual presidente del partido, José Manuel Miralles, acudió en compañía de Francisco Camps a un acto organizado por el PPCV. Allí, Miralles avaló a la formación popular como la representante genuina del sentimiento valencianista. Sólo unos días antes, la formación regionalista había anunciado que no se presentaría a las elecciones del 22 de mayo. La imagen del líder de UV junto a Camps, en presencia de algunos de los cargos que durante los últimos años han protagonizado un mismo trayecto -el que tenía estación de salida en el partido valencianista y de llegada en el PP- sirvió para volver a constatar que aquella formación nacida en 1982 de la mano de Miguel Ramón Izquierdo, Lola García Broch y Vicente González Lizondo (el más rápido a la hora de registrar el nombre), y que en 1991 se quedó a un paso de lograr la alcaldía de Valencia, cumple penitencia por su empeño en repetir la historia.
    UV hunde sus raíces en los movimientos populares que a finales de los 70 y principios de los 80 se habían movilizado con motivo de la aprobación del Estatuto de Autonomía valenciano y la 'batalla de Valencia', el violento enfrentamiento entre el regionalismo valencianista y la izquierda catalanista. El movimiento recibe un respaldo decidido desde distintos ámbitos sociales y económicos de la Comunitat que le permiten consolidarse como una formación política de implantación creciente, especialmente en la ciudad de Valencia. Desde 1983 concurre a citas electorales, aunque el verdadero salto lo experimenta en 1987. En esa cita logra 183.000 votos en las autonómicas y 77.000 en las municipales solo en la ciudad de Valencia, su plaza fuerte por excelencia -3.000 votos más que AP-.
    El momento clave para la formación son los comicios de 1991. El discurso valencianista goza de magnífica salud y las encuestas de que dispone el partido ya liderado por González Lizondo (y con Jesús Sánchez Carrascosa de jefe de gabinete) le sitúan por delante del PP y le abren la puerta a la alcaldía de Valencia. UV logra 80.500 votos, pero en contra de lo esperado el PP de Rita Barberá llega a 95.238. La suma de fuerzas (8 y 9 concejales respectivamente) les permite arrebatar a la socialista Clementina Ródenas la alcaldía, pero es Barberá la que se hace con la vara de mando municipal. Lizondo se convierte en lo que en aquella época se conoce como el 'alcalde consorte' y UV retiene algunas de las principales delegaciones.
    Pero la legislatura, lejos de servir para consolidar la imagen del partido valencianista, le reporta un desgaste -interno y de imagen pública- del que ya no volverá a recuperarse. A las primeras fugas hacia el PP se une un discurso, especialmente el referido al debate lingüístico en el ámbito de la enseñanza, que pese a ocupar responsabilidades en el ámbito municipal no desemboca en propuestas claras y de respaldo mayoritario. Aquella UV adolece de capacidad de organización y en lugar de aprovechar su presencia pública para robustecerse, comienza un lento e imparable proceso de sangría, al que el PP no es ajeno.
    La consecuencia inmediata es un batacazo descomunal que deriva, en las municipales de Valencia de 1995, en una caída del voto del 50% -hasta los 41.019 sufragios-. En el ámbito autonómico los valencianistas obtienen 165.000 votos, pero sobre todo, se convierten en pieza clave para formar Gobierno regional. Sus cuatro escaños, unidos a los 41 del PP liderado por Eduardo Zaplana, permiten alcanzar los 45 que marcan la mayoría absoluta. El varapalo en el ámbito de la ciudad queda difuminado por el éxito en el plano autonómico. Con todo, la negociación con el PP -el famoso 'pacto del pollo'- apenas sí satisface a una parte de los valencianistas. Se logra la presidencia de Les Corts y dirigir una conselleria (que acabarán siendo dos). Pero no se logra el área de Cultura. Y eso, para un partido que se reivindica como nacionalista no deja de ser una cierta contradicción.
    Como había frustración en el plano municipal, la experiencia de Gobierno en el ámbito autonómico termina de devorar al partido. El conflicto interno abierto a raíz de la incorporación de exmiembros del CDS, como Fermín Artagoitia, con la expulsión y fallecimiento de González Lizondo y el giro programático en que deriva esa apuesta -ampliar el ámbito reivindicativo sin limitarlo a las cuestiones identitarias- se suma al inacabable goteo de bajas (incluso la entonces consellera de Agricultura, María Àngels Ramón-Llin deja UV y ficha por los populares). El intento de ganar espacio en Alicante y Castellón termina en fracaso y las autonómicas de 1999 suponen una pérdida de más de 50.000 votos y no obtener nunca más representación parlamentaria.
    El final de UV se ve acelerado por la incapacidad para mantener la más mínima cohesión interna. El nacimiento de otros partidos valencianistas -Iniciativa de Progrés, Alternativa Valenciana, Renovació Valencianista, Coalició Valenciana, Partido Regional de la Comunitat Valenciana, Unió de Progrés, Opció Nacionalista Valenciana, Identidad del Reino de Valencia y Units per Valencia- en algunos casos a partir de escisiones de la propia UV, ha derivado en una cierta imagen de partido político 'de pandereta'.
    La caída de UV no es responsabilidad única, aunque sí principal, del partido valencianista. El PP valenciano liderado por Eduardo Zaplana fue el primero que anticipó el bocado que, para su partido, podía suponer asumir la bandera del valencianismo. Dicho y hecho. Los populares pusieron manos a la obra con el objetivo de sumar un segmento electoral que convertía a esa formación en mayoritaria. El goteo de dirigentes valencianistas que han venido aterrizando en las filas populares ha reforzado el perfil regionalista del PPCV en la misma medida que ha ido debilitando de forma progresiva a UV. Los populares han tenido además el mérito de saber adaptar su discurso a algunas de las banderas agitadas desde el valencianismo político, de manera que además de incorporar a muchos de sus principales referentes de los últimos quince años, ha acabado por dejar sin espacio electoral a una formación cada vez más debilitada, condenada desde finales de los 90 a ocupar un espacio residual, con presencia testimonial en unos pocos municipios. Sumar a eso los contactos directos con sus cargos para 'incorporarlos' al PP -y según algunas versiones impulsando también esa ensalada de siglas en que llegó a convertirse el valencianismo político- ha terminado por dejar a esa formación huérfana de referentes de entidad. Las escasas expectativas de éxito contribuyen a hacer más complicada si cabe la consolidación de un nuevo proyecto de entidad.
    La clave, el 22 de mayo
    El punto de inflexión que muchos han marcado en rojo en la agenda está en el 22 de mayo. Todo depende del fracaso (las encuestas así lo apuntan) de la coalición Compromís. El maridaje entre Bloc e Iniciativa ya no ligaría. La foto en el Palau Sant Jordi de Barcelona del líder del Bloc, Enric Morera, y del de Units per València, Carles Choví, el 27 de noviembre de 2010 junto al entonces candidato de CiU y hoy presidente de la Generalitat catalana, Artur Mas, con una Senyera con franja azul coronada puede ser el inicio de ese nuevo nacionalista moderado que muchos sueñan y otros tantos dibujan.
    Lo disimulan en público pero en privado ansían volver a cimentar una tercera vía nacionalista que en un futuro pueda ser la llave frente a los dos grandes partidos. Una formación valencianista sin estridencias con unos acuerdos mínimos que una a todas la sensibilidades y que huya de debates estériles que lo único que han hecho ha sido dividir al valencianismo.
    El Bloc dio el paso en marzo de 2009 al asumir la Senyera con franja azul, el himno regional y las normas de la Acadèmia Valenciana de la Llengua, una entidad que, por ejemplo, no admite el número uno de Compromís al Ayuntamiento de Valencia, Joan Ribó.
    En el otro lado está Units per València. La coalición de partidos valencianistas liderada por Carles Choví y que se ha encontrado con el regalo de las listas locales que concurrirán bajo sus siglas tras la 'espantà' de UV. «En cuatro días hemos logrado más que en cuatro años», señaló Choví, que sí comulga con las reglas de la Acadèmia.
    Junto a ellos, los fieles a las siglas de UV traicionados por Miralles y que quieren mantener el proyecto. Uno de los más involucrados sería Lluís Melero, uno de los históricos del partido regionalista.
    Un nuevo proyecto que surgiría con una denominación nueva y que haría confluir a todas las sensibilidades del valencianismo bajo una misma hoja de ruta. Sin extremos, hay mimbres. Un bloque en el que de ninguna manera cabría la Coalición Valenciana de Juan García Sentandreu, que se ha caracterizado por sus postulados ultras con sospechosas alianzas con partidos de la extrema derecha.
    Al otro lado, la Acció Cultural de Eliseu Climent también quedaría al margen. El catalán Artur Mas, que finalmente no se podrá reunir con Camps el día 20 al estar convaleciente el presidente valenciano de su operación de hernia, está decidido a cerrarle el grifo al lobby catalanista de Climent, que flirtea con posiciones más radicalizadas como las que representa Solidaritat Catalana, que ya no cuenta con el «bluf» Joan Laporta.
    La resurrección del valencianismo político pasa por limar a derechas e izquierdas a un bloque nacionalista con miras a recuperar el espacio que en su día tuvo la Unión Valenciana de González Lizondo y que puede prosperar con la experiencia de los errores pasados. En su día, ya hubo acercamientos. Las fugas estás asumidas pero prevalece la sensación de que a partir del 23 de mayo se puede forjar un nuevo valencianismo político.

    Valencianismo, muerte y ¿resurrección?. Las Provincias
    Equip de traduccio de valenciafreedom.com

  5. #5
    Aspirant a Centenar Avatar de Sangrantana
    Fecha de ingreso
    09 ene, 10
    Mensajes
    314
    Resumo.

    Ha surgido una nueva forma de hacer política, la cual rompe con todos los esquemas de las políticas actuales que solo sirven para beneficiarse a costa del contribuyente. Una nueva forma de hacer política que da muchísimo miedo a las actuales, porque desmontan sus esquemas anticuados e inservibles, que solo perjudican al ciudadano de a pié, exprimiéndolo para el beneplácito de esta casta parasitaria política.
    Esa nueva forma de hacer política se llama Coalición Valenciana.
    Ellos lo saben, pero no quieren decir su nombre. Es el miedo a la verdad.

Etiquetas para este tema

Permisos de publicación

  • No puedes crear nuevos temas
  • No puedes responder temas
  • No puedes subir archivos adjuntos
  • No puedes editar tus mensajes
  •