Los ex presidentes de la Generalitat ganan más que los del Reino Unido una vez han cesado de sus funciones de gobierno. Así, en un artículo en La Vanguardia, se indica que los ex presidentes catalanes tienen una paga anual de 115.000 euros, con un mínimo de 4 años y hasta la mitad del tiempo en el cargo, y después, una pensión vitalicia de jubilación de 86.000 euros.

Por su parte, los antiguos inquilinos del 10 de Downing Street tienen una paga anual de 91.000 euros cuando dejan el cargo. En el País Vasco, la paga vitalicia de un ex lehendakari es de 46.000, dos mil euros más que en Andalucía. En Madrid, los ex presidentes de la Comunidad pasan a tener un puesto vitalicio en el Consejo Consultivo por el que perciben 70.000 euros.

Por su parte, la paga vitalicia por un ex del Estado español es de 80.000 euros, inferior también a la de un ex jefe del Ejecutivo francés -18.000 euros al mes- o del de los Estados Unidos, que cobra una pensión de 138.000 euros.

En Cataluña, los ex presidentes, a diferencia de lo que pueden hacer sus homólogos españoles, no están a sueldo de ninguna empresa. En este sentido, tanto el convergente Jordi Pujol como los socialistas Pasqual Maragall y José Montilla disponen de una oficina a cargo de la Generalitat.

Ganan más que Tony Blair*|*lanuevamallorca.es