El previsible adelanto electoral a noviembre ha activado ya a diversos actores de la campaña. Las agencias de medios, encargadas de adquirir espacios publicitarios, han comenzado a realizar “pre reservas” de vallas y elementos de mobiliario urbano donde ubicar los anuncios de los partidos políticos. Por su parte, Alfredo Pérez Rubalcaba y Manuel Chaves abandonaron ayer el discurso de que los comicios serán en marzo, reconociendo que están preparados para un anticipo en noviembre.



Pese a que el martes Rubalcaba descartó el adelanto de las generales, ayer tuvo que admitir que se está preparando “urbi et orbi” para “cualquier fecha”. Así lo reconoció en una entrevista a RNE, donde afirmó que debe “tener un calendario preparado para todos los calendarios posibles”. El candidato socialista trata de mantener la incertidumbre sobre el día D, aunque cada vez son más las voces en el PSOE que sostienen que las generales se celebrarán en otoño. De hecho, Ferraz ha comenzado a elaborar material gráfico de propaganda electoral con la fecha del 20 de noviembre.

Asimismo, algunas de las principales centrales de medios han realizado ya “pre reservas” de espacios publicitarios, tales como vallas o marquesinas, para colocar anuncios de carácter electoral. Según ha podido averiguar este diario, estos movimientos responden a la necesidad de reservar para el PSOE algunos circuitos publicitarios en previsión de que se confirme el adelanto de las generales.

No obstante, Ferraz no ha reservado directamente estos espacios, sino que las propias agencias han decidido adelantarse para que no sean ocupados por otras marcas en un periodo crítico como el electoral. Este tipo de reservas para carteles y similares suelen hacerse con más antelación que, por ejemplo, la cuñas radiofónicas o las campañas en prensa, aunque cabe destacar que se estén llevando a cabo para noviembre y no para marzo.

El deseo de José Luis Rodríguez Zapatero de agotar la legislatura y proteger su legado constituía uno de los principales obstáculos para que las generales no fueran antes de 2012. Sin embargo, el presidente ha suavizado este mensaje en las últimas semanas, eludiendo asegurar que los comicios serán en 2012. Además, Manuel Chaves, número tres del Gobierno y presidente del PSOE, parece haber encontrado la manera de conjugar el anticipo con las aspiraciones de Zapatero.

Chaves y Solchaga apuntan a noviembre

“Sean en marzo o en noviembre, prácticamente la referencial temporal es mínima, por tanto eso representa también un agotamiento”, sostuvo ayer Chaves en declaraciones a la prensa recogidas por Efe. Siguiendo este razonamiento, Zapatero puede anunciar la convocatoria de elecciones a la vuelta del verano con el pretexto de que la legislatura ha llegado casi a su fin, y que ya ha concluido sus reformas más emblemáticas, como la del mercado laboral y las pensiones.

En este sentido, Carlos Solchaga, ex ministro de Economía con Felipe González, manifestó en la Cadena Ser que le parece “inevitable” que vaya a haber elecciones anticipadas, y apuntó también como momento para la disolución de las Cortes la aprobación de alguna de las reformas pendientes, como la de las pensiones.

La ley marca que los comicios serán 54 días naturales después de la publicación en el BOE de su convocatoria, por lo que el presidente podría hacer el anuncio coincidiendo con la Conferencia Política que el PSOE prepara para finales de septiembre como lanzamiento de su nuevo programa. Aunque, según Chaves, ni el Gobierno ni el PSOE están “obsesionados con la fecha electoral, porque están preparados para cualquiera que sea la que se decida”.

Empresas publicitarias reservan espacios electorales en noviembre para el PSOE - elConfidencial.com