CÍRCULO BALEAR PRESENTA ALEGACIONES PARA QUE EL CATALÁN NO SEA REQUISITO EXCLUYENTE Y DISCRIMINATORIO

La Fundación Círculo Balear (FNCB), ha presentado esta mañana al Gobierno Balear un pliego de alegaciones referido al Anteproyecto de modificación de la Ley de Función Pública. Anteproyecto que fue remitido a la FNCB el pasado 29 de Julio para que la entidad fundada por Jorge Campos presentara alegaciones o sugerencias.

La FNCB considera una buena noticia para la libertad y la igualdad de los ciudadanos y trabajadores públicos que el Gobierno Balear se decida a modificar una ley lingüísticamente discriminatoria. La mayoría de los ciudadanos de Baleares respaldan esta medida tal como reflejó el masivo apoyo electoral al Partido Popular por comprometerse, entre otras cuestiones, a que el conocimiento del catalán dejara de ser un requisito excluyente para trabajar en la administración autonómica.

La entidad constitucionalista recuerda que reiterada jurisprudencia del Tribunal Constitucional apoya la decisión del Gobierno de José Ramón Bauzá al establecer que deberá tenerse en cuenta, en cada caso, que el nivel y dominio de la lengua a exigir serán adecuados a la actividad a desempeñar en el seno de la administración y en el contexto social en el que vaya a desarrollarse la función pública, sin olvidar, en ningún caso, que una aplicación desproporcionada sería inconstitucional por discriminatoria. De hecho, se encuentra pendiente de sentencia la impugnación del Decreto 114/2008 que establecía los niveles de exigencia del catalán.

Aunque, el vicepresidente de la FNCB, el abogado Cristóbal Mora, considera que para cumplir con el compromiso electoral del Partido Popular, la reforma normativa recogida en el Anteproyecto de Ley es insuficiente. Las alegaciones presentadas solicitan cambios en varios artículos que aún fomentan la discriminación lingüística y los agravios comparativos entre los funcionarios. Además, para la FNCB el actual sistema de acreditación de conocimiento del catalán ha fracasado si atendemos a los resultados de las pruebas: Hace dos meses, el 72,83% de los funcionarios a los que se exige el nivel C de catalán, fueron declarados no aptos en las pruebas de la Escuela Balear de la Administración Pública perteneciente a la Consejería de Interior del Gobierno Balear.

Por otra parte, la FNCB cree que mantener la exigencia del nivel de catalán para la promoción interna es desproporcionado, no ajustado a derecho y excluyente. Si para el funcionario de nuevo ingreso el catalán no será requisito, para la promoción interna no es coherente que se establezca como tal. Se incurriría en un agravio comparativo. El principio de garantía de movilidad ha de contener también la exención del catalán como requisito. FNCB ha recibido cientos de quejas de funcionarios discriminados porque el requisito del nivel C de catalán se exige para su promoción profesional, cercenando el derecho a la movilidad.

En cuanto al personal docente, el anteproyecto de Ley continua exigiendo el nivel C de catalán tanto en el acceso como en la provisión de puestos. La FNCB considera que esta medida incumple la promesa electoral de acabar con la discriminación lingüística. Máxime teniendo en cuenta que a partir del curso escolar 2012/2013 será un hecho la libre elección de lengua en el sistema de enseñanza de Baleares. Por ello, FNCB ha solicitado la adecuación legal de la exigencia de catalán para el personal docente en base a la nueva normativa que regulará la libre elección de lengua en la enseñanza, puesto que ambas lenguas oficiales serán vehiculares en la educación.

La FNCB considera que los titulados por la Escuela de Magisterio de Baleares ya tienen suficientemente acreditados los niveles de ambas lenguas oficiales sin necesidad de tener que someterse a prueba alguna complementaria de idiomas oficiales para poder ejercer la docencia. Y a los docentes provenientes del resto de España no se les puede exigir una acreditación de un determinado nivel de catalán con carácter general, sin tener en cuenta la lengua vehicular en la que van a impartir su docencia. Ya que de lo contrario se incurriría en los mismos factores de discriminación que la ley intenta evitar.

Con las alegaciones presentadas, la FNCB propone al Gobierno Balear las reformas necesarias para que la nueva ley cumpla con el compromiso electoral de no hacer de la lengua un factor de discriminación. Compromiso que cuenta con la legitimación de ser respaldado por la mayoría de la sociedad balear.

http://www.balearesliberal.com/index...neral&Itemid=2