Un alto cargo de Sinde se concede 6.000 euros de subvención

El director general del Libro, Archivos y Bibliotecas, Rogelio Blanco, firma en el Boletín Oficial del Estado de ayer, junto a la ministra de Cultura, Ángeles González-Sinde, ayudas para “la promoción de la lectura y las letras españolas”. Hasta ahí, nada extraño, al margen de la concesión de subvenciones a UGT por valor de 22.000 euros. Lo raro del caso está en que Sinde y Blanco han firmado en la orden ministerial ayudas para una fundación de la que Blanco es patrono, en concreto la Fundación María Zambrano, con sede en Málaga. Blanco también presidió la Comisión de Valoración que monitorizó el proceso de concesión de subvenciones.
El importe de la ayuda asciende a un total de 6.000 euros y sirve para cubrir en su integridad los gastos previstos para la celebración del I Foro María Zambrano: Mediterráneo-Caribe. En llamada telefónica a su despacho ministerial, Rogelio Blanco, que no atendió a LA GACETA, tampoco devolvió las llamadas. Este medio intentó también, infructuosamente, pedir explicaciones a la fundación honrada con el nombre de la prestigiosa pensadora española. En todo caso, como explicación de la pertenencia de Blanco al patronato de la Fundación María Zambrano, cabe aducir que el alto cargo ministerial es uno de los mayores expertos nacionales en la figura de la filósofa de origen andaluz.
No es el primer caso en que un responsable de Cultura firma ayudas que benefician a sus propios intereses. En efecto, tal y como desveló LA GACETA a finales de 2010, la propia Ángeles González-Sinde concedió 1 millón de euros de subvención a Mentiras y gordas, la criticada película en la que intervino como guionista.