Una mujer afgana, condenada a 12 años de cárcel por ser violada

Las leyes afganas lo consideran adulterio al tratarse de sexo con un hombre casado. La perdonarán si contrae matrimonio con su agresor

Una mujer afgana ha sido condenada a doce años de cárcel tras ser violada por el esposo de su prima, según informa la cadena estadounidense CNN.

Las leyes afganas consideran la violación como un adulterio, al tratarse de sexo con un hombre casado, de modo que Gulnaz, de 19 años, deberá casarse con su agresor si quiere ser perdonada. Ella asegura que aceptará para que su hija de dos años, producto de la violación, pueda seguir teniendo una madre.

En una entrevista concedida a la propia CNN desde la cárcel donde se encuentra, Gulnaz ha señalado que "mi hija es una pequeña inocente. Muchos me dijeron que la entregara tras nacer, pero mi tía me dijo que la mantuviera como prueba de mi inocencia".

La joven también explicó la agresión. "Cuando mi madre salió, él entró en casa, cerró la puerta y las ventanas. Yo comencé a gritar, pero me hizo callar tapándome la boca con sus manos".

Aun así, el futuro que se le presenta a la víctima es todo menos optimista: el agresor, quien niega haberla violado, ha advertido de que Gulnaz será asesinada por su familia por la vergüenza de haber sido violada.

Tras el abuso, quedó embarazada y tuvo una hija. Si bien a Gulnaz le aconsejaron que diera en adopción al bebé, su tía le dijo que lo mejor era que se quedara con ella como prueba de su inocencia. Ahora, la joven explicó que aceptará casarse para que su hija pueda seguir teniendo una madre.
Las mujeres en su situación, a las que se les consideran deshonradas, son a menudo asesinadas por la vergüenza que produce en su comunidad que hayan pasado por esta terrible experiencia. Ya sea por su propia familia o por la de su agresor, quien negó a la CNN haber cometido la violación. Vivir entre rejas, por tanto, es ahora el lugar más seguro para ella.