Vecinos de Campanar alertan del abandono de la alquería del Rey

Los residentes piden que se apruebe un uso público en el inmueble rural a la vista del parón del parque temático para ampliar el Bioparc

Hace años que se desalojó a la familia propietaria después de la expropiación para construir la ampliación del Bioparc, un proyecto que a día de hoy carece de plazos. Ese es el motivo de que la asociación de vecinos de Campanar reclame un uso público para la alquería del Rey, debido a su estado de degradación con las ventanas y puertas tapiadas.

Los solares municipales se cedieron a la empresa promotora del zoológico, que proyectó un parque temático en la zona más cercana a la avenida Pío Baroja, junto a una rotonda. En esa zona se sitúa la alquería, que Eduard Pérez Lluch, representante vecinal, sitúa ente las más antiguas del barrio, con sus orígenes anclados en el siglo XIV.

En Campanar se han rehabilitado otras alquerías para uso público o privado. Entre las primeras, la más cercana es la alquería del Sol, convertida en un retén de la Policía Local. Las de Ricós, Benlloch, Chover y Puchades también han servido como equipamientos públicos.

No ocurre lo mismo con el conjunto de la alquería del Rey. Una portavoz del Bioparc confirmó que se encuentra dentro de los terrenos de ampliación y que la intención de la empresa es ampliar las instalaciones. El recinto está vallado para evitar ocupaciones ilegales.

Pérez Lluch subrayó que el problema a medio plazo es que «a alguien se le ocurra entrar para cobijarse y encender una hoguera. Todas las vigas son de madera». En las fichas del Ayuntamiento para la revisión del Plan General, se habla de que esta alquería supone un «interesante ejemplo de casa basilical con naves en profundidad; un ejemplo propio de estas arquitecturas tan características de la Valencia agraria de los siglos XIV al XVI».

Ante la situación de abandono, la entidad vecinal propondrá al Ayuntamiento que decida el futuro de la alquería, teniendo en cuenta que la ampliación del Bioparc carece de fechas. A pesar de que está tapiada, la falta de mantenimiento agravará el estado de las fachadas y cubierta de teja.

La revisión del Plan General propone también poner en valor el entorno, donde hay varios ejemplares de árboles de gran porte que deben conservarse. Campanar es uno de los distritos donde más alquerías se han recuperado gracias a la fuerte presencia de huerta que ya ha desaparecido.

Las Provincias



Al final no mos quedarà res de patrimoni, mentres els del govern pensant en coches oficials i jornals millonaris.