El convenio colectivo firmado en septiembre pasado revela las generosas condiciones de que disfrutan los trabajadores de la televisión autonómica de Cataluña. La Generalidad ha aportado más de 2.500 millones de euros en los últimos cinco años para garantizar la superviviencia de la CCMA.

En los últimos meses se ha intensificado el debate sobre si es necesario seguir manteniendo mastodónticas y despilfarradoras televisiones públicas (tanto de ámbito nacional como autonómico) mientras las finanzas públicas se desangran día a día.

En Cataluña, los medios dependientes de la Generalidad (principalmente TV3 y Catalunya Ràdio) representan un descomunal coste para la administración pública que es difícilmente defendible en esta época de crisis. Según los datos publicados por la Sindicatura de Cuentas en un informe de junio pasado, la Generalidad aportó a la Corporación Catalana de Medios Audiovisuales (CCMA) para su supervivencia 239,73 millones de euros en el año 2007; 271,01 millones, en 2008; 320,70 millones en 2009; y asumió, entre 2007 y 2008, de una deuda acumulada de 1.046,72 millones de euros. En el año 2010, la aportación prevista era de 350 millones, y en el año 2011, de 300 millones. Es decir, más de 2.500 millones de euros en los últimos cinco años.

El doble de empleados que Telecinco

Uno de los conceptos que más pesa en el presupuesto de la CCMA es el de personal, que supone más de un tercio del coste total. Según la entidad fiscalizadora, la plantilla de la CCMA ascendió a 2.719 personas en 2007; 2.736 en 2008; y 2.756 en 2009. Esto supuso unos costes de personal de 164,18 millones en 2007 (lo que supone un 34,65% del total del presupuesto); 173,86 millones en 2008 (34,72%); y 177,41 millones en 2009 (36,96%).

De hecho, la CCMA tiene más del doble que los empleados que contabiliza Telecinco (alrededor de 1.200), la cadena con mayor audiencia a nivel nacional. Y si hacemos la comparativa únicamente respecto a TV3, comprobamos que la cadena autonómica, con 1.800 trabajadores, supera a la plantilla de Telecinco en un 50%.

Pero eso no es todo. Las condiciones de los empleados de TV3 son susceptibles de ser comparadas con las ofrecidas por las mejores multinacionales en las épocas de bonanza económica, lo que se puede comprobar en el convenio colectivo firmado el pasado mes de septiembre entre la dirección de la cadena autonómica y sus trabajadores. El convenio estará en vigor hasta finales del año próximo, tendrá efectos retroactivos desde 2009, y, lógicamente, no afecta a las estrellas de la cadena, que se rigen por condiciones especiales.

Mantenimiento de la plantilla

Uno de los aspectos fundamentales, que queda reflejado en las disposiciones adicionales quinta y décimoctava del convenio, es el compromiso del ‘mantenimiento de las plantillas que a fecha 31 de marzo de 2011 están reconocidas por el Consejo de Gobierno’ de Televisión de Cataluña (TVC), y que asciende a 1.806 trabajadores directamente adscritos a TV3, otros 218 de la CCMA, y una cantidad sin especificar del resto de empresas del grupo.

El convenio incluye la reducción salarial del 5% anunciada en marzo, si bien, este ajuste solo se ha aplicado a partir del mes de mayo. Y se especifica que ‘la reducción retributiva pactada’ implica ‘el mantenimiento del modelo de servicio público que siempre ha ofrecido TVC’ y ‘el mantenimiento de las plantillas’. Aunque, el 1 de diciembre de 2012, la dirección y los trabajadores se reunirán ‘para estudiar conjuntamente las condiciones y la fórmula de recuperación del poder adquisitivo perdido de los salarios’.

Sueldos y complementos generosos

A pesar de ello, los salarios ofrecidos por la televisión de la Generalidad no parece que vayan a ser motivo de futuras huelgas. Así, después del ajuste, un auxiliar de almacén recibe un sueldo base bruto anual de 22.298,57 euros; un administrativo, 25.560,66 euros; un almacenero, 26.620,72 euros; un ayudante de vestuario o un telefonista, 27.680,79 euros; un oficial de mantenimiento y telefonía, 30.054,12 euros; un ambientador, un encargado de almacén, un oficial primero administrativo, un estilista o un técnico de mantenimiento, 32.427,45 euros; un ayudante de producción, un caracterizador, un montador musical, o un técnico de sonido, de continuidad, de comunicación o de infografías, 34.924,11 euros; un enfermero, un ayudante de realización, un jefe de almacén, un diseñador gráfico, un lingüista, un encargado de mantenimiento, un coordinador de doblajes y traducciones, un técnico de sistemas, un relaciones públicas, o un técnico de investigación de audiencias, 37.420,80 euros; un ingeniero especialista, un asesor legal, un jefe de sección de documentación, un meteorólogo o un redactor, 42.062,03 euros; un corresponsal, un relizador, un conductor de programa, o un resposable de contabilidad, 49.072,37 euros; y un jefe de sección de informativos, de ventas, de diseño o de continuidad, 50.474,44 euros.

A todo esto, hay que sumarle múltiples complementos: trienios y bienios por antigüedad (105 euros), nocturnidad (entre 4 y 9 euros por hora, según la categoría laboral), flexibilidad mensual (entre 335 y 631 euros), flexibilidad semanal (entre 77 y 146 euros), avance de jornada (entre 30 y 65 euros), cambio de turno (entre 30 y 65 euros), especial matinal (entre 149 y 327 euros), disponibilidad para guardias (45 euros), quebrantamiento de franjas horarias (entre 181 y 401 euros), plus de desplazamiento por España (106 euros), plus de desplazamiento al extranjero (158 euros), horas extras (entre 23 y 51 euros), horas extras en festivos (entre 27 y 59 euros), fines de semana normales (73 euros), fines de semana especiales (88 euros), plus por festivo compensado (72 euros) o plus por festivo no compensado (117 euros), entre otros, lo que hace que sea casi imposible de calcular cuál es el salario final real medio de cada categoría.

35 horas semanales

La jornada laboral se ha establecido en 35 horas efectivas semanales y se calculará la jornada anual a razón de 1.568 horas efectivas. Los empleados destinados al canal de información continua 3/24 tendrán unas condiciones especiales con algunas mejorías sobre las establecidas de forma general.

En caso de que un traslado forzoso conlleve un cambio de domicilio, además de cubrir los gastos de traslado del empleado y de los familiares con los que conviva y dependan de él, así como los de los muebles del hogar, TV3 le indemnizará con entre dos y cuatro mensualidades del sueldo base y un 10% del sueldo base durante cinco años.

Guardería y paga extra por hijos

Además de los pluses por desplazamiento por territorio español, cuando el empleado utilize su propio vehículo, TV3 pagará 0,29 euros por kilómetro recorrido (ó 0,23, en el caso de utilizar una motocicleta). En estos casos, la dieta por alojamiento asciende a 89,10 euros diarios (o el coste de un hotel de tres estrellas), y la de comida, a 30,30 euros.

La dirección también se compromete a buscar ‘acuerdos con guarderías alrededor de las instalaciones de San Juan Despí que permitan la aplicación de condiciones ventajosas a los trabajadores de TVC’, y se establece un paga extra anual de 479,58 euros por cada hijo menor de 18 años.

Anticipos, reciclaje y aparcamiento

Los trabajadores tienen derecho a solicitar un anticipo del 90% del sueldo, se creará un fondo de asistencia social, así como diversos seguros, planes de pensiones y formación profesional. Esta tendrá entre sus principales objetivos ‘la enseñanza y el reciclaje del catalán y del inglés’, y contará con un presupuesto de 476.086,95 euros anuales.

‘La empresa dotará el centro de San Juan Despí de una zona de aparcamiento adecuada, y vigilada, para los vehículos de todos los trabajadores que deban desplazarse, y proporcionará plazas para todo el personal’, reza el artículo 71.3 del convenio, y se especifica que ‘los Planes de movilidad que se establezcan en la empresa tendrán en especial consideración la situación de las delegaciones y otros centros fuera del de San Juan Despí, en cuanto al aparcamiento’.

Medios de transporte y negociación de los cambios de categoría

TV3 ‘facilitará el medio de transporte apropiado, desde su domicilio hasta las instalaciones de San Juan Despí, y viceversa’ a todos los trabajadores que inicien o finalicen su jornada fuera del horario en que funciona el metro. Y cuando este esté operativo, ‘dotará de medio de transporte’ a los empleados ‘desde la estación de metro de San Ildefonso (Cornellá) hasta las instalaciones de San Juan Despí, y viceversa’.

El convenio ordena la creación de diveras comisiones paritarias formadas, al 50%, por representantes de la dirección y de los trabajadores, que, entre otras cosas, estudiarán los posibles cambios de funciones y de categoría de los empleados, y, en caso de no haber acuerdo, aceptan someterse a la decisión de un árbitro ajeno a la empresa.

Por último, el convenio considera que ‘las inasistencias al trabajo por detención o prisión preventiva o similares serán causa de la suspensión del contrato’, salvo que sea absuelto el trabajador. También hay otra excepción: ‘la Comisión de contratación tratará el reingreso de los trabajadores que hayan estado condenados a la pena de prisión por haber ejercido la insumisión‘.

El chollo de trabajar en TV3 | La Voz de Barcelona