En relación a la sustitución del catalán estándar por el mallorquín, menorquín e ibicenco en los colegios

Meses después de salir elegido el PP en Baleares, todavía no se ha realizado una propuesta real y eficaz para sustituir el catalán estándar por el mallorquín, menorquín e ibicendo en los colegios. Por eso, la Fundación Círculo Balear no ha dudado en pedir a Rafael Bosch, Consejero de Educación, que busque una solución real para poder cumplir con lo prometido en su programa electoral.

Aunque la Consejería de Educación de Baleares, que dirige Rafael Bosch, ha querido poner en marcha una medida de apoyo a las modalidades lingüísticas baleares, lo cierto es que, de momento no se ha cumplido. El motivo no es otro que la convocatoria de una línea de subvención de 50.000 euros para la edición de material escolar "adaptado a las modalidades lingüísticas de Baleares" que, según la fundación Círculo Balear es irreal e ineficaz.

A pesar de que la Fundación aplaude el compromiso del PP balear para utilizar el mallorquín, menorquín e ibicenco en los colegios, sustituyendo así al catalán estándar, desde Círculo Balear consideran que la promesa no se puede cumplir en su estado actual. Por un lado, porque no se ha logrado definir todavía lo que será el 'estándar balear', aunque Antoni Vera, director del COFUC afirme lo contrario. Por otro lado, porque no solo se trata de "incorporar contenidos específicos de las islas en aspectos como el medio, la literatura o la historia", sino que, además, esos contenido deben enseñarse en un 'balear estándar' fijado desde las Instituciones Baleares y no catalanas, como denuncia la Fundación Círculo Balear.

Por eso, la Fundación no ha dudado en pedir a Rafael Bosch que cumpla lo prometido en su programa electoral utilizando esas modalidades lingüísticas baleares y no las catalanas en los colegios.

Círculo Balear pide a Rafael Bosch soluciones reales para cumplir su programa electoral