No soy aficionado a ningún equipo en concreto así que simplemente escribo esto como consulta.

Me llamó la atención una situación ayer. Se jugaba la penúltima jornada de la liga. Todos los partidos a la vez, incluido un Valencia-Villarreal. El Valencia se jugaba mantener la tercera plaza y el Villarreal salvar la categoría. A falta de diez minutos para el final y con empate a cero, se da la siguiente situación:
- El Atlético va ganando al Málaga, perseguidor del Valencia. De forma que, incluso perdiendo, el Valencia sería tercero a falta de una jornada en la que juegan contra la Real Sociedad, que no se juega nada.
- El Zaragoza también va ganando, de forma que el Villarreal necesitaba ganar sí ó sí. De lo contrario se la juega en la última jornada contra el Atlético de Madrid, que lucha por entrar en Europa el año que viene.
Ante este panorama, una victoria del Villarreal le hubiese ido bien a los dos equipos. Incluso acabar en empate con el resultado posterior del Granada. Pero no, en el tiempo de descuento, marca el Valencia y se lleva el partido.

Que conste que cada uno es libre de hacer lo que le plazca y que el espíritu del juego consiste en intentar ganar honestamente pero, ¿por qué tengo la sensación de que en el resto de sitios no pasa?
Desde que tengo memoria he visto auténticos amaños entre equipos de otras regiones. Los pactos entre Racing y Sporting, entre la Real Sociedad y Osasuna, e incluso algún equipo andaluz salvado in extremis de la quema. En cambio aquí sucede todo lo contrario. En el mejor de los casos, los equipos no se ayudan. En el peor, hay situaciones de auténtico odio como los derbys entre Villarreal-Castellón-Valencia.
Tengo la sensación que la rivalidad entre los equipos de la Comunidad llega a extremos de Betis-Sevilla ó Barça-Madrid, muchas veces sin motivo aparente. Y lo que más me mosquea es que sólo pasa aquí.

¿Alguien se lo explica?