La Generalitat concede otras 12 ayudas a dedo. También, subvenciona a una escuela de Perpiñán. Sufraga proyectos catalanistas mientras cobra un euro por receta.

La Generalitat catalana está asfixiada por las deudas y ha dejado de pagar al día gastos corrientes como la luz o el gas pero continúa subvencionando proyectos catalanistas y separatistas. El viernes pasado se hizo pública la concesión de una nueva relación de ayudas, por importe de más de 580.000 euros, “excluidas de concurrencia pública”, es decir, otorgadas a dedo por el Gobierno que preside Artur Mas.Cerca de la mitad de ese dinero fue a parar a manos de asociaciones nacionalistas y separatistas. Así, la asociación cultural Todos Una Sola Nación Catalana recibió una partida de 10.800 euros.

Diez veces mayor fue la cuantía asignada a la fundación Catmon, entidad que considera a Cataluña una “nación sin Estado” y que tiene como principal finalidad conseguir el “conocimiento y reconocimiento internacional de la nación catalana”. La Generalitat le concedió 180.000 euros para que publiquen su revista Catalan International View. El Gobierno regional encontró recursos también para subvencionar con 40.500 euros la escuela Comte Guifré, que ni siquiera está en Cataluña. Se trata de un centro de Perpiñán (Francia), que oferta la enseñanza en catalán y francés.


La Asociación Cultural Santa Florentina y la Fundación Revista de Cataluña son otras de las beneficiadas por la Generalitat

Mas