Una de las principales empresas valencianas se va al garete gracias a las geniales leyes de tan ilustre gobernante y ministras asociadas..

Andrs Ballester entra en concurso al no poder terminar 'Gemelos 28'. Las Provincias


ECONOMÍA
Andrés Ballester entra en concurso al no poder terminar 'Gemelos 28'
La prohibición del Supremo de seguir con una promoción en Benidorm ha dejado a la empresa sin ingresos


La crisis ha provocado la caída de otro de los emblemas de la construcción en la Comunitat Valenciana durante el boom inmobiliario. El juzgado número 1 de lo Mercantil ha aceptado el concurso de Edificaciones Calpe, principal empresa del veterano promotor Andrés Ballester. También se han sometido a la Ley Concursal las filiales Andybal Residencial, Desarrollos Urbanísticos del Algar y Patrimonial Andybal.

La deuda del Grupo Ballester es de 350 millones de euros con la banca de los que 250 millones corresponde a las cuatro empresas en concurso. Además, la deuda con la Agencia Tributaria asciende a 12 millones de euros. Según los datos del del Registro Mercantil de 2010 la deuda del Grupo Ballester rondaba los 600 millones.

Según explicó ayer la empresa, el objetivo en el concurso es realizar daciones de pago para reducir la deuda. «Durante los tres últimos años hemos acabado promociones pero, evidentemente una sentencia en el que tu principal promoción se queda fuera de la ordación te convierte en una empresa inviable. Nos faltaban 60 viviendas de las 168 que tiene 'Gemelos 28' por vender».

El desencadenante de los problemas de Ballester llegaron cuando el Tribunal Superior anuló la autorización que había concedido la Generalitat para la construcción de dos bloques de 21 alturas en Benidorm llamados 'Gemelos 28'. La imposibilidad de llevar a cabo esta promoción dejó a la empresa sin ingresos lo que, irremediablemente, le condenaba a someterse al concurso de acreedores al no poder hacer frente a las deudas con la banca y la Agencia Tributaria.

Ballester derribó en 2006 un histórico edificio levantado en la década de los setenta en primera línea de la playa de Benidorm una vez consiguió los permisos de la Generalitat para comenzar las obras. Sin embargo, y pese a haber comenzado ya las obras, el Consejo de Ministros del 15 de junio de 2007 declaró que la parcela donde se estaban levantando las dos torres que ese suelo adquiría la calificación de utilidad pública. La empresa no fue informada de esta decisión hasta un mes después, el 12 de julio de 2007, un mes antes de que estallara la crisis subprime en Estados Unidos.

El Gobierno acordó entonces la expropiación de los terrenos y de las obras que se ejecutaban en esta zona de primera línea de la playa de Benidorm para su incorporación al dominio público marítimo-terrestre. La decisión se adoptó debido a que el complejo residencial 'Gemelos 28' se encontraba afectado por las servidumbres que establece la Ley de Costas, y en particular a la Servidumbre de Protección con una anchura de 20 metros y a la servidumbre de tránsito.

El Tribunal Supremo anuló este mes de agosto la autorización concedida en 2005 por el director general de Puertos y Costas de la Generalidad valenciana para la construcción de los dos bloques residenciales de 21 alturas en la zona de Punta Llisera de Benidorm (Alicante) que habían logrado la licencia en 1988 y ya están construidas. Asimismo, el Supremo señaló que la licencia municipal de obras de junio de 1988 no tenía validez.
¿Que país es este que con todas las put... licencias en la mano tras infinitos papeleos, comienzas a trabajar y con efecto retroactivo, una ley de un iluminado, te destroza una empresa que se ha tardado décadas en construir y da trabajo a miles de personas directa o indirectamente?

Eso sin entrar en si el señor Andrés Ballester es una joyita o no.

Imaginad que decides abrir una panadería, pides todas las licencias, te endeudas, reformas el local, montas el horno,... pasas todas las inspecciones, y cuando lo terminas y empiezas a vender pan, sacan una ley de la manga que prohíbe montar una panadería donde la has montado y te toca cerrar. Cómete las deudas, el trabajo, el esfuerzo, despide a los trabajadores, paga el género que has comprado, y los impuestos desde que empezaste. ¿Estamos locos o qué? ¿Quien coño va a arriesgarse a invertir en España, si como en Africa, las leyes se cambian y arrasan con todo? Casas derruidas tras 300 años allí y en perfecto estado, por el capricho de unos iluminados, negocios prósperos cerrados por una injusta ley de costas, familias sin techo tras perder sus casas edificadas hace décadas por el supuesto ecologismo de un presidente sin dos dedosde frente....


Vaya mierda país.