La Fundación «Catalunya Estat», una entidad de carácter privado con lazos con Òmnium Cultural –una organización privilegiada por las subvenciones públicas otorgadas por el Gobierno de Artur Mas– ha editado el documento «Preguntas y respuestas», en el que incluye los territorios de la Comunidad Valenciana y Baleares en el proceso de independencia que propugnan los nacionalistas catalanes.

El documento, que se ha difundido en las últimas semanas –la última vez anteayer, en la víspera de la jornada de reflexión– con motivo de las elecciones en Cataluña, realiza un recorrido por los países europeos que han alcanzado la independencia a lo largo del siglo XX. Incluso, ha sido recomendado y difundido por CiU a través de páginas web de sus agrupaciones locales, como la de Sant Gregori.

En un mapa del Viejo Continente que ilustra las tesis de «Catalunya Estat» aparecen subrayados los denominados «Países Catalanes», en los que se incorpora como propias de Cataluña a la Comunidad Valenciana y las Islas Baleares, bajo la pregunta: «¿Y los catalanes, cuándo?».

En otro capítulo del documento se analizan las posibilidades de que la Unión Europea excluyera a Cataluña en el caso de que prosperara la intentona independentista. Una posibilidad que los autores rebaten, a pesar de las advertencias de las autoridades comunitarias en este sentido. Para ello, abogan por la «sucesión automática». Una suerte de doctrina en virtud de la cual «el nuevo estado independiente mantiene la adhesión a todos los tratados que tenía en el antiguo Estado –en este caso España– excepto que explícitamente se aparte». Para ilustrar esta tesis, los autores del documento incluyen a la Comunidad Valenciana y a Baleares junto a Cataluña abrazados por la bandera catalana y bajo el lema «Adiós España».

Injerencias políticas
Estas injerencias políticas y culturales respecto a la Comunidad Valenciana no resultan una novedad en el nacionalismo catalán, a pesar de que los resultados de los últimos comicios revelan que los partidarios de los postulados independentistas en la región no alcanzan ni al 0,48 por ciento del electorado.

Sin embargo, el Gobierno que preside Artur Mas no ha escatimado esfuerzos presupuestarios en plena crisis económica para fomentar el catalán en la Comunidad Valenciana –al que, como avanzó ABC el pasado 27 de julio, destinó más de un millón de euros durante 2011– y, especialmente a organizaciones como Òmnium Cultural, que dan soporte a las aspiraciones independentistas.

De hecho, esta entidad ha albergado actos en las últimas semanas para difundir el documento elaborado por «Catalunya Estat» y otras producciones de corte similar, como el vídeo «Próxima estación: independencia».

Rumbo a la independencia
En el caso concreto de Òmnium Cultural, que a principios de año recibió una subvención a fondo perdido de 1,4 millones de euros del Gobierno catalán, tampoco resultan nuevos los episodios de injerencias hacia la Comunidad Valenciana. Uno de los últimos es el relacionado con la búsqueda de «voluntarios para dar a conocer la cultura catalana entre los turistas».

En la promoción de esta campaña, la organización patrocinada por el Ejecutivo de Artur Mas también incluye entre su cartelería una mapa en el que incluye a la
Comunidad Valenciana dentro del ámbito de los «Países Catalanes».

CiU incluye a la Comunidad en su proyecto de una Catalua independiente - ABC.es