• Su sociedad mantiene inversiones financieras superiores a los 31,7 millones
  • El arquitecto tiene desde hace años su residencia fiscal en Suiza, donde vive
  • Según EU, ha cobrado más de 100 millones sin facturar IVA ni pagar impuestos




El arquitecto valenciano Santiago Calatrava ha trasladado a Suiza su empresa hasta ahora domiciliada en Madrid, según consta este lunes en el Boletín Oficial del Estado (BOE), que hace oficial la inscripción de sus oficinas en el Registro Mercantil del Cantón de Zurich bajo la nueva denominación 'Calatrava & Family Investments GmbH' registrada el pasado 23 de noviembre por Robertina María Marta Calatrava, hija del arquitecto.

Durante el último año, el arquitecto ha ido liquidando sus negocios en España y cerrando oficinas en nuestro país. Hace unos meses ya cerró su despacho en la zona noble de Valencia donde abrió cuando la burbuja del ladrillo continuaba engordando y la Ciudad de las Artes y las Ciencias aún contaba con un ejército de grúas. Durante las últimas dos décadas ha facturado más de 750 millones de euros a la Generalitat.
Su sociedad mantiene inversiones financieras superiores a los 31,7 millones de euros y ahora quedará ubicada definitivamente en Suiza, donde vive Calatrava desde hace años.
El arquitecto tiene desde hace años su residencia fiscal en Suiza, una situación que han denunciado en repetidas ocasiones los partidos de la oposición en las Cortes Valencianas.
Esquerra Unida, que ha llegado a crear una página web para denunciar las "pifias" de Calatrava, ha denunciado que el arquitecto ha cobrado aproximadamente 100 millones de euros de la Generalitat Valenciana sin facturar IVA ni pagar impuestos en España. "Todos los contratos le fueron adjudicados a través de procedimiento negociado sin publicidad, estableciendo como honorarios un porcentaje sobre el coste final de cada proyecto, que se duplicó o triplicó respecto al presupuesto inicial", han asegurado.
La formación de izquierdas aseguró que la Generalitat ha invertido 1.100 millones de euros con "un sobrecoste de 625 millones" en la Ciudad de las Ciencias, un proyecto por el que Calatrava cobró más de 94 millones en concepto de proyecto y dirección de obra, facturados también desde su despacho en Suiza "para evitar el pago de impuestos en territorio nacional".
Otros proyectos, como las denominadas torres de Calatrava, nunca llegaron a realizarse, pero Calatrava percibió, según EU, 15 millones de euros de la Ciudad de las Ciencias.
El arquitecto valenciano abandona España sin haber terminado su última obra en su ciudad natal, el Ágora, última pieza del complejo de Valencia que tuvo un coste de 100 millones y quedó sin acabar cuando la crisis detuvo sus proyectos.


Font: EL MUNDO



PD: