Ya no está en números rojos. La dársena alicantina abandona la senda de tres años consecutivos de pérdidas y cerrará 2012 en cifras positivas, con unas ganancias en torno a los 100.000 euros.
El tráfico de mercancías de noviembre y el acumulado del año presenta resultados positivos, con un incremento del 2,21%, según el balance económico presentado ayer por la Autoridad Portuaria.
Destacan sobre todo los movimientos con Canarias y Argelia, que han experimentado un significativo aumento en el tráfico de contenedores, con subidas del 4% a las islas y un 30% de incremento de la exportación a Argelia, para la que Alicante “se está convirtiendo en puerto de referencia de salida y entrada de trasiego internacional”.
El consejo destacó la ayuda de los fondos de compensación de Puertos del Estado, que ascendió a 1,6 millones de euros, y aprobó como principal inversión para 2013 la adjudicación de las obras del relleno y acondicionamiento de la dársena del muelle 11 por un importe superior a los 2.300.000 euros.