La deuda de las comunidades autónomas (CCAA) ha caído durante el tercer trimestre, el primer síntoma positivo desde 2008. Pero en Catalunya sigue incrementándose a un ritmo vertiginoso. El tercer trimestre de 2012 ha alcanzado los 45.754 millones de euros.

El aumento ha superado todas las expectativas, incluso las del ejecutivo catalán. La Generalitat auguraba, como saldo proyectado a 31 de diciembre, 44.000 millones de euros. En cambio, los datos publicados por el Banco de España muestran que la deuda ya supera la previsión en más de 1.700 millones. El trimestre anterior, el incremento fue de 1.500 millones, tras alcanzar la de 43.954 millones.

El presidente catalán, Artur Mas, arrancará su segunda legislatura con 12.000 millones más de deuda que la que entregó el tripartit: 33.000 millones. La cifra no sólo pesa a nivel autonómico, ya que a nivel estatal, representa el 27,3% del total. Pero podrá eliminar más de 1.400 millones de deuda este 2012 con la reciente privatización de Aigües Ter-Llobregat y de los túneles de Vallvidrera y del Túnel del Cadí.


Duplica la deuda de Valencia

A Catalunya la siguen de cerca la Comunitat Valenciana, con 25.574 millones, Andalucía, de 18.495 millones, y Madrid, con 17.780 millones. Estas cuatro comunidades representan el 64,2% del total del endeudamiento regional.

El Banco de España también ha informado de que, pese a la caída de la deuda autonómica, el ratio sobre el PIB se ha mantenido en el 15,9%. Es el mismo porcentaje respecto al trimestre anterior. Por contra, la tasa interanual ha repuntado al 21,7%.

Catalunya es la región europea más endeudada que, aunque equivale al 20% del PIB español frente al 50% de Baviera, el poderoso land del sur de Alemania, no puede reducir su endeudamiento público. El exceso de transferencias a regiones más pobres de España ha sido el principal escudo de Mas ante las críticas. Según el Consejo de Trabajo Económico y Social de Catalunya (CTESC), los catalanes aportan anualmente a las arcas del Estado 1.182 euros más que la medida de las CCAA.

Catalunya y el fondo estatal

El govern catalán fue una de las primeras autonomías en acogerse al Fondo de Liquidez Autonómica (FLA), el mecanismo del gobierno central para financiarlas. En total, Catalunya ha solicitado 5.370 millones en 2012, de los que 3.300 están destinados para vencimientos de deuda, y 2.070 para cubrir el déficit.

El propio president aseveró en la Diputación Permanente del Parlament hace unas semanas que el govern no descarta acogerse al fondo estatal en 2013 si sigue siendo la vía de financiación disponible.

El endeudamiento ha crecido pese a la presión fiscal aplicada como complemento a las decisiones restrictivas. Aunque la entrada en vigor de medidas como el euro por receta, la tasa turística o el incremento del precio de la universidad parecen haber contribuido poco en que Catalunya relaje la deuda.

El govern se revela

Pese al incremento de la deuda pública catalana, el Conseller en funciones de Economía y Conocimiento, Andreu Mas-Colell, instó al gobierno central a rebajar el objetivo de déficit. En concreto, Mas-Colell abogaba por relajar el objetivo actual para las autonomías situado en el 0,7% al 2%. La propuesta contrasta con la austeridad de la que ha hecho gala el ejecutivo catalán.

Previsiblemente, un Govern de Artur Mas apoyado por ERC, provocará la subida de la imposición fiscal, como la recuperación del impuesto de sucesiones y la baja del mínimo exento del impuesto de Patrimonio.

Catalunya se descuelga del resto de autonomas con una deuda al alza