La Comunidad Valenciana sigue siendo un polo de atracción económica para las empresas extranjeras, pese al contexto de crisis que atraviesa España desde 2008 -que se ha traducido en la destrucción de empleo y el desplome del consumo interno-. Aun en estas circunstancias desfavorables, el volumen de negocio de las multinacionales implantadas en la región ha crecido un 33,28% en un solo año, según un informe elaborado por el Instituto Nacional de Estadística (INE).

Las nuevas inversiones anunciadas en los últimos meses por firmas como Ford, IKEA, UBE (en Castellón) o la empresa china Hareon Solar (en Elche) constituyen el máximo exponente de esta tendencia, que consolida a la Comunidad Valenciana como un territorio atractivo para las inversiones internacionales. Actualmente, 387 de las 8.620 empresas extranjeras con presencia en España cuentan con filiales en la Comunidad. La actividad de estas corporaciones generó en la región 12.700 millones de euros en el último ejercicio, lo que supone un incremento del 33,28% respecto al año anterior. Una cifra que dobla el crecimiento medio de las multinacionales implantadas en el conjunto de España, que fue del 16,35%, según el informe del INE.

La creación de empleo por parte de estas empresas foráneas ha experimentado una evolución similar. En el mismo ejercicio, las multinacionales instaladas en la Comunidad dieron empleo a 30.299 personas, lo que supuso un incremento del 20,29% respecto al año anterior. En el mismo período, el crecimiento del empleo en el conjunto de las multinacionales que operan en España fue del 8,87%, menos de la mitad que en la Comunidad Valenciana.

Según el mismo informe, los grupos extranjeros presentes en la región produjeron bienes por importe de 7.112 millones de euros e invirtieron 1.029 millones en personal. En el mismo período, registraron unos ingresos de explotacion por valor de 9.759 millones de euros y sus gastos de explotación ascendieron a 9.785 millones.

Entre estas multinacionales destaca la compañía de automóviles Ford, que desde 2007 ha invertido 1.000 millones de euros en la planta de producción de Almussafes. La fabricación de nuevos modelos en estas instalaciones, a partir de 2014, implicará el mantenimiento de 7.500 empleos directos en fábrica y 25.000 del parque de proveedores.

Capital chino
Del mismo modo, la cadena de muebles IKEA ha anunciado que invertirá 60 millones de euros en la nueva tienda de Alfafar, que se iniciará en 2014. El proyecto creará medio millar de puestos de trabajo durante la fase de construcción, y otros 400 en la futura tienda. IKEA también mantiene sus planes para abrir un centro comercial en Alicante. Por su parte, la empresa china Hareon Solar tiene previsto invertir 100 millones de euros para montar en Elche la mayor planta de energía solar de España. La construcción empezará en 2013 y creará 500 empleos durante las obras.
El negocio de las multinacionales radicadas en la regin crece un 33% - ABC.es