En Albuixech, el alcalde socialista cobra casi el doble que su predecesor, al igual que en Bocairent, donde el salario se ha elevado hasta en un 80 por ciento

No solo no han reducido sus sueldos por la crisis, sino que los han aumentado. Así sucede en numerosos ayuntamientos gobernados por PSPV, Bloc y EU, según los datos a los que ha tenido acceso ABC.

La apuesta por la austeridad en los sueldos de los cargos públicos, uno de los principales caballos de batalla del presidente de la Generalitat y del PPCV, Alberto Fabra, ha llegado a prácticamente todos los escalones de la Administración. Sin embargo, los Ayuntamientos se han mantenido más o menos impermeables.

Hasta que no entre en vigor la nueva tabla salarial para los alcaldes y concejales -presumiblemente en verano de 2013-, en los ayuntamientos de la Comunidad se siguen registrando situaciones cuando menos llamativas, en las que no solo no se ha reducido los salarios de los alcaldes, sino que estos se han revisado al alza. Una circunstancia especialmente notoria en varios municipios gobernados por los partidos que forman la oposición parlamentaria, en los que el cambio de color en la Alcaldía ha traído un incremento de los emolumentos.
Alcoy a la cabeza

El tripartito de Alcoy (ahora bipartito por la salida atropellada de Compromís del equipo de Gobierno) ha dado muestras de esta política en el capítulo de los tenientes de alcalde y portavoces. Si bien no se ha aumentado su retribución, sí lo ha hecho su número (fruto del acuerdo a tres bandas). De esta manera, si el PP destinaba a retribuir las tenencias de Alcaldía y la portavocía del gobierno un total de 4.000 euros al mes (cuatro tenientes de alcalde, uno de ellos portavoz), el tripartito incrementó este gasto hasta los 9.000 euros mensuales (siete tenientes de alcalde y dos portavoces) mientras el pacto estuvo vigente.

Otro ejemplo es el acuerdo de gobierno entre PSPV y Compromís en el Ayuntamiento de Albuixech. El alcalde socialista, José Vicente Andreu, cobra casi el doble que su antecesor en el cargo, el popular Mariano Tamarit. Suma en total 41.500 euros al año para gobernar una población de apenas cuatro mil habitantes. Los concejales de este municipio cobran 130 euros por pleno, 165 por comisión y 110 por comisión de Gobierno. El grupo municipal del PP impulsó una propuesta para que no se cobrase la asistencia a estas comisiones, pero PSPV y Compromís se negaron.

El alcalde socialista de Bocairent, Josep Vicent Ferre, por su parte, cobra un sueldo de 2.500 euros al mes para un población de 4.600 habitantes, tras subirse el sueldo casi un 80%. Mientras, el de Cocentaina, Rafael Briet, también del PSPV (y que gobierna en coalición con Esquerra Unida) tiene un sueldo anual de 42.000 euros. Cocentaina cuenta con 11.600 habitantes, pero la retribución del primer edil es similar a la que percibe un diputado autonómico.

Estas desproporciones se cumplen también en alcaldes socialistas como el de Serra, Javier Arnal, quien percibe 33.640 euros netos para gobernar una población de 3.100 habitantes. En los últimos siete años, Arnal ha sido objeto de diversas denuncias judiciales por los grupos de la oposición.

La alcaldesa socialista de Alaquàs, Elvira García, ha seguido la senda de su antecesor en el cargo -el hoy ex secretario general del PSPV, Jorge Alarte-, y mantiene un elevado sueldo de 48.000 euros al año. La población de la localidad valenciana es de poco más de 30.000 habitantes, pero sus compañeros en las Cortes autonómicas por la circunscripción de Valencia, con sueldos similares, representan en cambio a más de dos millones y medio de habitantes.
Ribó, Grezzi y Garcés

Compromís también cuenta en sus filas con algunos destacados miembros que perciben sueldos especialmente elevados. Es el caso del portavoz en el Ayuntamiento de Valencia, Joan Ribó, quien a su salario base como concejal (4.750 euros) suma otros 475 como portavoz para completar un salario bruto mensual de 5.225 euros. Un total del cual destina 270 a su formación política, en una donación llamativamente baja para lo que suele ser habitual en los integrantes de la formación.

Uno de los asesores de Compromís en el Ayuntamiento, el activo Giuseppe Grezzi, gana 4.101 euros brutos al mes de los que, según consta en la página web de la plataforma, entrega el 25% a las formación de los Verdes, de la que procede.

El alcalde que destaca en Compromís por tener uno de los sueldos más altos en relación a la población del municipio es el de Xaló, Joan Miquel Garcés. Cobra 1.400 euros brutos al mes y la población de 3.200 habitantes. No consta que entregue a su formación ninguna cantidad.

Alcaldes del PSPV, Bloc y EU se suben el sueldo respecto a sus antecesores del PP - ABC.es