La asociación Amics del Museu de Lleida ha retirado el recurso que presentaron en julio ante el Tribunal Constitucional reclamando la propiedad de las obras de arte sacro en litigio con Aragón, según ha informado su abogado, Francesc Sapena. La entidad considera que después de dos sentencias favorables a sus intereses nadie de Cataluña podrá devolver las obras a la Comunidad vecina.

En la última asamblea de la entidad, celebrada el jueves de la semana pasada, se ha aprobado retirar este recurso y también se ha decidido la disolución momentánea de la asociación. Sin embargo, pese a que hay sentencias a favor de la asociación, para que las obras que corresponden al Obispado de Barbastro-Monzón se mantengan en el Museo Diocesano de Lérida, también hay sentencias y decisiones eclesiásticas que abogan por su devolución.

La Audiencia Provincial de Lérida rechazó declarar, en octubre de 2011, que el Obispado de Lérida fuera el propietario del arte en litigio, como pedía la asociación Amics del Museu de Lleida. En abril de 2012, el Tribunal Superior de Justicia de Cataluña (TSJC) rechazó el recurso de esta entidad ante aquel fallo, por lo que se decidió acudir al Alto Tribunal.

Una de las sentencias a las que se ha referido también el secretario de la asociación, Antonio Delatorre, es la del Juzgado de lo Contencioso-Administrativo de Lérida, que el verano pasado dio la razón a las instituciones ilerdenses al sentenciar que el Gobierno autonómico de Aragón no era competente para pedir al Museo Diocesano de Lérida que entregue las 113 piezas de arte sacro al Obispado de Barbastro-Monzón.

Un contencioso arrastrado desde 1995

El conflicto entre el Obispado aragonés y las instituciones públicas autonómicas de Cataluña se arrastra desde 1995, cuando un centenar de parroquias -de las que procedían las obras depositadas en el museo ilerdense desde hace más de un siglo- fueron segregadas del Obispado de Lérida y traspasadas al de Barbastro-Monzón.

En mayo de 2008, tras una orden del Vaticano, ambos obispos acordaron la devolución de las obras de arte a la diócesis aragonesa, pero el acuerdo nunca llegó a cumplirse por la negativa de la Generalidad a acatarlo, alegando que formaban parte de una colección catalogada.

Posteriormente, Amics del Museu de Lleida llevó el asunto a los tribunales, perdiendo las sentencias de septiembre de 2010 y septiembre de 2011. En enero de 2011, los obispos de las diez diócesis de Cataluña, en una declaración conjunta, instaron al consorcio que gestiona el museo (Generalidad, Diputación, Ayuntamiento y Consejo Comarcal, además del Obispado) a devolver las obras a Aragón, aunque su petición fue nuevamente desoída.

Luego llegaron las últimas sentencias, la del TSJC, en abril de 2012, que rechazó admitir a trámite un recurso de casación interpuesto por el museo contra la sentencia de la Audiencia Provincial de Lérida de 2011 que obligaba al trasladó de las obras en litigio a Aragón.

Amics del Museu de Lleida retira del TC su recurso por el arte sacro que otorga su titularidad a Barbastro-Monzón | La Voz de Barcelona