El Govern decidió el pasado mes de noviembre cerrarle el grifo en cuanto a subvenciones al Instituto Ramon Llull, que apuesta "por los organismos propios para la difusión de la lengua y la cultura".

Lo hizo en pleno apogeo soberanista Mas y, curiosamente, mientras Bauzá inauguraba en Londres una exposición organizada por esta citada institución, donde se ensalzaba sin ápice de rubor la labor de difusión de variopintos artistas mallorquines.

El arma de Artur Mas en su obsesión independentista se quedaba así a la deriva, y parecía que las promesas del PP se dirigían a buen puerto bajo el timón del conseller Rafael Bosch.

Pero la decisión, al parecer, fue un paripé de cuidado. La Fundación Nacional Círculo Balear denuncia ahora por boca de su presidente, Jorge Campos, que el Govern "continúa con la promoción y los acuerdos que el anterior gobierno nacionalista mantenía con la entidad independentista Obra Cultural Balear, OCB", todo ello a gravés de su filial Paraula, ubicada en la misma sede.

ACUERDO EN VIGOR

Círculo Balear remite a la web oficial de la conselleria de Educación que dirige Rafael Bosch, donde se pone de manifiesto que está en vigor un acuerdo con esta asociación "para que los castellanohablantes utilicen el catalán en sus relaciones cotidianas".

Paraula es así, según estas fuentes, una de las asociaciones ligadas a la entidad pancatalanista Obra Cultural Balear, "para recibir subvenciones públicas".

Afirma Jorge Campos que

"sólo en el año 2010 recibió 280.000 euros públicos por la misma campaña que mantiene el gobierno del Partido Popular en la actualidad". Los acuerdos con la asociación Paraula (OCB) se realizan desde la consejería de educación a través de la Dirección General de Cultura y Juventud dirigida por Isabel Cerdà. Además, esta D.G. pone al alcance de todos los ciudadanos el Plan de Normalización Lingüística que el anterior gobierno nacionalista aprobó, y que a través de más de 2.000 medidas impone el catalán en todos los ámbitos de la sociedad, tanto públicos como privados: Empresas, rotulaciones, clubes deportivos, iglesias, hasta máquinas de café. De hecho, la FNCB confirma que este Plan sigue en vigor, aunque el actual gobierno del PP no lo ha aplicado porque está siendo revisado por el consejero de educación Rafael Bosch".

La Fundación, que defiende los derechos lingüísticos individuales, asegura además, que la web de la conselleria de Educación "es discriminatoria hacia los usuarios que quieran acceder en español".

Hay de este modo secciones que dan la opción en castellano pero que, al acceder siguen en catalán, los documentos oficiales se ofrecen únicamente en esta lengua, "sin mencionar que las escasas noticias y contenidos traducidos al español tienen cientos de faltas de ortografía".

El análisis de la FNCB sobre el cumplimiento del bilingüismo en la administración autonómica, tras casi dos años de gobierno popular, refleja que la conselleria de Educación

"es la que menos lo respeta, incumpliendo lo establecido en el Estatuto de Autonomía de Baleares, y en las leyes del Estado que trasponen las Directivas Europeas que obligan a las administraciones públicas a atender a los ciudadanos en las lenguas oficiales del territorio".

La FNCB afirma también que todas las Direcciones Generales de Educación "incumplen la ley": La Dirección General de Universidades, que dirige Miguel José Deyá, "tiene el 90% de todos sus contenidos exclusivamente en catalán. Le sigue de cerca la D.G. de Planificación e Inspección Educativa que dirige Guillermo Estarellas, donde, por ejemplo, el importante Departamento de Inspección Educativa ya ni facilita la posibilidad de acceder al contenido en castellano, al igual que el Instituto de Evaluación y Calidad del Sistema Educativo de las Islas Baleares (IAQSE en catalán). Lo mismo sucede en la D.G. de Recursos Humanos bajo las órdenes de Margalida Pizá, donde el trabajador que quiera informarse sobre la prevención de riesgos laborales o sobre excedencias, permisos o autorizaciones, sólo podrá hacerlo en catalán".

A su vez la Dirección General de Ordenación, Innovación y formación profesional dirigida por Onofre Ferrer, "facilita materiales didácticos on-line para la etapa escolar infantil y primaria exclusivamente en catalán. Precisamente son las etapas escolares donde, en teoría, se aplica la libre elección de lengua y donde los recursos deberían estar en las dos lenguas oficiales. Aunque la Formación Profesional tampoco se libra del monolingüismo catalán".

El presidente de la FNCB, Jorge Campos, afirma así que:

"estas pruebas demuestran, una vez más, que mientras Bauzá habla de libertades su conseller Rafael Bosch las vulnera. Hemos pasado de un gobierno en manos de los nacionalistas a otro que llegaba con la bandera del bilingüismo en libertad, lo que favoreció su abultada mayoría, pero en la práctica, como se puede comprobar, no hemos notado demasiadas diferencias. La mayoría de los ciudadanos no se sienten representados por un gobierno que sigue discriminando y vulnerando los derechos y libertades de los ciudadanos".

En cuanto a la promoción y los acuerdos con la entidad independentista Obra Cultural Balear (OCB) y sus filiales, el presidente de la FNCB, asegura que desconoce hasta el momento "si el actual gobierno balear sigue subvencionando con cantidades millonarias a estas asociaciones, pero es evidente que los acuerdos y la publicidad que les proporciona Rafael Bosch les sale gratis total".

Rafael Bosch sigue dando palmas a los pancatalanistas tras el paripé del Ramon Llull :: Mallorca :: Renovación Balear