El Consejo General del Poder Judicial (CGPJ) ha aprobado el traslado del juez José María Magán, quien denunció una persecución de la Generalitat de Cataluña por sus sentencias contrarias a la predominancia del catalán frente al castellano, al juzgado de lo Contencioso-Administrativo número 3 de Alicante, según se recoge en la resolución del último concurso de traslados de magistrados. Ahora la decisión debe publicarse en el BOE.

Magán se mostró ayer «esperanzado» en comenzar esta nueva etapa en la Comunitat, que podría arrancar en un mes. No es su primer destino en la región. Trabajó en Requena durante los años 2001 y 2002.

El magistrado no olvida el calvario que afirma haber sufrido al frente del Juzgado de lo Contencioso Administrativo número 1 de Lleida por el hostigamiento del Gobierno catalán debido a las expresiones que contienen sus resoluciones. Esta es tan sólo un ejemplo: «Se puede decir más alto pero no más claro: punto y final a la imposición de la lengua catalana como exclusiva y excluyente».

Magán tampoco parece dispuesto a abandonar el enfrentamiento que mantiene con la Generalitat. «Voy a trasladar mi caso a la Fiscalía General del Estado y al Defensor del Pueblo. Estoy convencido de que esto es un ataque personal, orquestado por el poder político». «No soy el primer juez que tiene que marcharse de aquí», apostilla.

Sanciones de 6.000 euros

El Poder Judicial le impuso casi 6.000 euros de multa por tres faltas graves de los expedientes abiertos a raíz de las quejas del Gobierno de Artur Mas. Las sanciones -asegura- las tiene recurridas ante el Tribunal Supremo. El Poder Judicial no le ofrece la más mínima confianza. «Son las cuotas de poder de los partidos políticos», sostiene.

En Alicante espera comenzar una nueva vida laboral. «Será mucho más fructífera. Allí no hay políticos con togas puestas», adelanta al mismo tiempo que confirma que son varios compañeros los que le han felicitado.

Para Magán, las expresiones que utiliza en sus sentencias no resultan extraordinarias. «No están acostumbrados a que se les diga que así no pueden hacer las cosas», dice en referencia al Gobierno. «Aplico la ley. Si no les gusta, es su problema», insiste. El juez recuerda que sólo aplica la doctrina del Constitucional que recoge que no se puede dar prioridad al catalán por encima del castellano.

El juez que denunci que fue hostigado por la Generalitat catalana, trasladado a Alicante. Las Provincias

Pobre hombre....por plantar cara al fascismo, lo esta pagando caro. ¿Y no habla de él ninguna televisión? y la Secta? dieron por culo hasta que se cansaron con Garzon y ¿ahora de este no hablan? en fin....Todo mi apoyo a este valiente que no se deja avasallar por el fascismo catalanista.