Más de 11.000 profesores de los centros escolares públicos de Baleares y otros 3.000 de la concertada están llamados a una huelga indefinida: su objetivo, protestar contra el polémico Tratamiento Integral de Lenguas (TIL). Sin embargo, esta normativa escolar que legisla sobre el uso del catalán no sólo se ha extendido por el archipiélago: además de la previsible solidaridad de Cataluña, también está recibiendo apoyos de la Comunidad Valenciana. En concreto, han sido los grupos de Esquerra Unida y Compromís quienes se han alineado con la huelga de los docentes baleares en defensa del catalán. Existe temor en la Comunidad Valenciana a que la ola independentista ‘arrastre’ a los socialistas valencianos, como sucedió en su momento en Cataluña con la Esquerra Republicana de Carod-Rovira. Tal y como contó este confidencial con motivo de la ‘Diada’, el independentismo catalán está fracturando cualquier intento de proyecto conjunto en la política valenciana de izquierdas: PSPV, Esquerra y Compromís han aventurado que en 2015 podrían convertirse en socios de gobierno. Sin embargo, los socialistas han intentado desmarcarse respecto a los otros dos partidos de izquierda. Creen que las urnas de las autonómicas de 2015 pueden castigar las posturas independentistas, que no son mayoritarias en tierras valencianas, “y de modo especial al PSPV, si no mantenemos un tono moderado en el debate secesionista”, explican fuentes socialistas. La última estrategia de Esquerra Unida, Compromís y Acció Cultural del País Valencià, junto a una treintena de organizaciones de izquierdas en la región, han firmado un manifiesto en respaldo de la huelga indefinida de profesores que se celebra en las Islas Baleares. ¿Y si el catalanismo acaba ‘quemando’ a la izquierda de la Comunidad Valenciana?

La izquierda valenciana, cada vez más catalanista