Los consuelos bancarios al "sufrimiento" de la Generalitat
comentarios3


La Generalitat cifra la deslealtad del Estado en 9.376 millones de euros, pero ¿y los 30.000 comprometidos por el Frob en la banca catalana?

El informe difundido por el departamento de Presidencia de la Generalitat de Cataluña se titula La deslealtad del Estado con respecto a Cataluña. Balance de la situación. Y cifra en 9.376 millones los incumplimientos de los últimos años la Administración Central que, a juicio del conseller de Presidencia, Francesc Homs, provocan "el sufrimiento de todo un pueblo". En las 51 páginas del documento, de recomendable lectura para el que considere que el Govern de Artur Mas es serio y riguroso, no hay ni una sola mención a estos dos hechos que también son recientes.

1. Catalunya Caixa. El Estado ha inyectado hasta ahora 12.053 millones de euros en Catalunya Caixa, un grupo de cajas catalanas, que, en proporción de tamaño ha necesitado mayor rescate aún que Bankia dada su lamentable gestión antes de la crisis y durante ella. Todas las entidades financieras que se plantean comprarla cuando se privatice exigen al menos otros 5.000 millones más de ayuda para quedársela. Sin el rescate del Fondo de Reestructuración Ordenada Bancaria (Frob) el grupo de cajas que presidió Narcís Serra estaría hoy y quebrado y liquidado. La Generalitat, en calificación de bono basura por las agencias de rating, no tendría capacidad de financiación por sí sola para asumir el salvamento de esas cajas. Por cierto que tampoco la Comunidad de Madrid, aunque con mejor rating, podría haber asumido el rescate de la caja que dirigía Miguel Blesa si no es por el Estado.

2. Banco Sabadell. La segunda entidad financiera de Cataluña ha logrado capear la crisis e incluso crecer en ella con la adquisición de la Caja de Ahorros del Mediterráneo (CAM). A cambio de quedarse con la desastrosa CAM, el Gobierno de Zapatero, ya en funciones en diciembre de 2011, decidió autorizar al Sabadell una potencial ayuda pública a través de un llamado Esquema de Protección de Activos que hace al Estado el garante final de agujeros por esa cifra. En total, la Comisión Europea estima una potencial ayuda pública de 17.100 millones y no está claro que la del Sabadell fuera la mejor oferta de las presentadas. El presidente de la Generalitat, Artur Mas, pidió expresamente al Gobierno central que apoyara la expansión del Sabadell en el Estado, por considerar estratégico para su comunidad disponer de dos grandes entidades financieras -la otra es la Caixa- con sede en su territorio.

Tiene toda la lógica, faltaría más, que el Estado actúe por igual en el rescate o apoyo a todas las entidades financieras sean de la comunidad que sean, pero si la Generalitat de Cataluña habla de "sufrimiento" con el Estado, debería poner al otro lado de la balanza también al menos estos dos consuelos bancarios. Eso para empezar.

Dos consuelos bancarios al "sufrimiento" de la Generalitat | ContraOpa | Blogs | elmundo.es