El despilfarro del dinero público en plena era de recortes sociales, como en educación y en sanidad, no tiene límites. En vez de cerrar o bajar las partidas presupuestarias para las televisiones públicas, Cataluña, Andalucía y País Vasco han dispuesto más dinero para estos entes, pozos sin fondo y deficitarios.

País Vasco ha presupuestado para el año que viene 107 millones de euros a ETB, Cataluña aumenta la partida para la ruinosa TV3 hasta los 225 millones de euros, una televisión con una masa salarial superior a los 100 millones de euros y donde algunos directivos cobran más de 100.000 euros, y los socialistas andaluces dirigidos por Susana Díaz dan 138 millones de euros a Canal Sur para cultivar la imagen de los 'buenos progres' y a desinformar sobre uno de los mayores casos de corrupción en España con más de 120 imputados, el de los ERE fraudulentos.

El total que percibirán estas tres televisiones se acerca a los 471 millones de euros para 2014, según recoge El Economista. El coste de estas tres televisiones supone un 52% del total de los 906 millones de euros que se destinan a estos entes públicos en toda España.

Para paliar el agujero en los medios de comunicación públicos de Cataluña, el Gobierno de Artur Mas externalizará la comercialización de la publicidad a cambio de reducir el número de trabajadores afectados por el ERE, originalmente unos 300 de un total de 2.500.

TV3, Canal Sur y ETB, un despilfarro de 471 millones | Economía y Empresa | DiálogoLibre