La fiscalía ha acusado al dramaturgo Pepe Rubianes de un supuesto delito de ultraje a España. Se trata, en concreto, de la fiscal adscrita al juzgado de instrucción número 5 de Sant Feliú de Llobregat, que ha cursado el escrito de acusación tras la admisión a trámite de la querella presentada contra Pepe Rubianes el pasado 31 de enero por la fundación para la Defensa de la Nación Española (Denaes), según informa Libertad Digital. El origen de la querella es la intervención del actor en un programa de la televisión autonómica catalana el 20 de enero de 2006, en el que Rubianes profirió expresiones contra España.

Según la fiscalía, esas declaraciones son constitutivas de un delito de ultraje a España, previsto y penado en el artículo 543 del Código Penal, y solicita imponer a Rubianes una multa de 60 euros diarios (21.900 euros) durante un año, con responsabilidad personal subsidiaria en caso de impago. En el juicio oral, Rubianes deberá afrontar además otra acusación de la citada fundación, que entiende que, aparte del supuesto delito de ultrajes en España, también hay otro delito, de incitación al odio, tipificado en el artículo 510 del Código Penal.

La fundación para la Defensa de la Nación Española enmarca esta querella en uno de sus objetivos fundacionales: "Denunciar ante la justicia a las entidades públicas o privadas, o personas individuales, que cometan delitos o faltas contra la unidad y dignidad de España, contra sus símbolos, contra su idioma común, que promuevan la discriminación o división entre los españoles, o que no cumplan con la legislación vigente".