El censo de entidades donde las donaciones desgravan se ha triplicado desde 2010

Ser mecenas en Cataluña sale a cuenta. Siempre y cuando el beneficiario se dedique al fomento de la lengua catalana. El Gobierno de Artur Mas que asegura no estar en disposición de rebajar los impuestos -incluso reprocha al Ejecutivo español que lo haga-, concede beneficios fiscales a aquellas personas que realizan donaciones a asociaciones y fundaciones que promocionan el catalán. Incluso si están situadas fuera de esta comunidad autónoma.

Así, en el censo gestionado por la Consejería de Cultura de la Generalitat aparecen entidades situadas en la Comunidad Valenciana, Aragón, Baleares, sur de Francia, Alguer (Italia) y Andorra, lo que comprende el territorio que los defensores de la unidad lingüística definen como «Països Catalans». Este censo de entidades no ha parado de crecer desde que se creó en 2002, pero ha sido durante el mandato de Mas cuando se han disparado las inscripciones.

Así, el censo incluía en 2010 un total de 55 asociaciones, mientras que actualmente esa cifra asciende ya a 142. Se entiende por fomento de la lengua catalana «la realización de actividades que promueven actitudes positivas hacia el catalán o tienden a incrementar su conocimiento o su uso entre la población». También se hace extensivo a la investigación sobre la lengua catalana.

Denuncias contra comercios

Las donaciones en favor de estas entidades censadas desgravan en el impuesto sobre la renta de las personas físicas (IRPF) hasta un 15 por ciento de las cantidades donadas y un límite máximo del 10 por ciento de la cuota íntegra autonómica. Así lo prevé la ley catalana 21/2001 de medidas fiscales y administrativas. En 2014, el número de asociaciones aumentó un 18%. Entre ellas se encuentra de manera muy destacada Òmnium Cultural, la asociación independentista presidida por Muriel Casals que ya recibe millonarias subvenciones -en 2012 y en plenos ajustes presupuestarios por la crisis recibió 1,4 millones de euros de la Generalitat-.

Donar dinero a los sindicatos UGT o USOC también desgrava, como también comportan importantes descuentos fiscales financiar Plataforma per la Llengua-Col.lectiu l’Esbarzer, también mimada por las ayudas públicas y que en su página web se ofrece como intermediaria para canalizar las denuncias contra los comerciantes o empresas que no rotulan en catalán.

Fundaciones

A modo de ejemplo del pancatalanismo ejercido por el Gobierno de Mas, el censo incluye Acció Cultural del País Valencià, Associació Cívica per la Llengua El Tempir d’Elx, Associació Cultural Xarxa Alcover (Manacor), la Associació Institut Joan Lluís Vives (Castelló) o la Associació per l’Ensenyament del Català (Perpiñán). La lista es larga y registra asociaciones desconocidas como Associació Akan, Club Natació Reus Ploms o Fundació Cavall Fort.

Hacer donaciones a fundaciones vinculadas a partidos políticos, como la Josep Irla (ERC) también desgrava, como también reporta rebajas fiscales financiar a Amics de la Unesco de Barcelona, entidad que, según publicó ABC, aseguraba en su página web que la autodeterminación «evitaría muchas muertes en el Estado español» en un texto relacionado con la «cultura de la paz» e inspirado en los textos de la abogada Jone Goirizelaia, ex diputada de Batasuna.

La Generalitat ofrece rebajas fiscales por fomentar el cataln en Valencia y Baleares - ABC.es