El reproche del conseller de Gobernación, Luis Santamaría, a la Academia Valenciana de la Lengua (AVL) ha activado uno de los frentes que marcarán el discurso del Partido Popular en la larga precampaña electoral que arrancará en septiembre. Las declaraciones del conseller y las del presidente de la Diputación de Valencia, Alfonso Rus, en las que acusaban a las formaciones de la oposición de «acomplejadas» por no defender las señas de identidad han servido para levantar el letargo político del mes de agosto.

Sin embargo, la inminente celebración de la Diada del 11 de septiembre en Cataluña, que conforme avanzó ABC contarará con el apoyo de formaciones como Compromís, y los intentos de las fuerzas políticas catalanas (con una ERC especialmente crecida) de vincular el proceso independentista a la Comunidad Valenciana, ha reactivado un debate que deja en una posición especialmente incómoda al PSPV.

La formación que lidera Ximo Puig aspira a gobernar la Generalitat después de haber cosechado en las elecciones europeas el peor resultado de su historia y los sondeos sobre intención de voto no vaticinan un repunte. Puig es consciente de la necesidad de pactos con Esquerra Unida y Compromís (a la espera del desarrollo del «efecto Podemos») para ocupar el despacho del Palau de la Generalitat, que no lo ocupa un socialista desde Joan Lerma en 1995.

Sus dos compañeros de viaje, sin embargo, han dado reiteradas muestras de sus guiños al catalanismo. Un filón político que el Partido Popular pretende aprovechar en una precampaña en la que las señas de identidad jugarán un papel clave junto a la evolución de la situación económica y la agenda judicial.
Catalán en la UE

Alianza con CiU y ERC

Las formaciones que aspiran a formar un tripartito junto al PSPV tras las próximas elecciones europeas han establecido una alianza junto a CiU y Esquerra Republicana de Cataluña para fomentar la «lengua y la cultura catalana en el País Valenciano» desde las instituciones de la Unión Europea.
Federación con Cataluña

Un País Valenciano «libre»

EU aboga en los documentos políticos aprobados en su última asamblea por «un País Valenciano libre en un Estado federal y plurinacional». Además, la coalición aspira a establecer «lazos federativos con los antiguos territorios de la Corona de Aragón» y pretende que la lengua oficial sea el catalán, se cambie la señera por la cuatribarrada y el himno regional por la «muixeranga».

El «complejo» de ser valencianos - ABC.es