El Cant de la Sibil·la regresa a la Catedral de Valencia

La Catedral recupera una joya del patrimonio musical valenciano que estuvo 500 años sin representarse en la ciudad

El Cant de la Sibil·la regresará este viernes por tercera vez en la Catedral de Valencia con el propósito de recuperar una joya del patrimonio musical valenciano que estuvo 500 años sin representarse en la ciudad. En esta ocasión, la representación correrá a cargo de Capella de Ministrers y la Coral Catedralicia.

El conjunto dirigido por Carles Magraner interpretará la versión valenciana de la pieza, como preludio a la Navidad, a las 19.30 en la Seo Metropolitana de Valencia junto con la Coral Catedralicia. Por tercer año consecutivo, la Seo acogerá este canto profético, un drama paralitúrgico que hasta el siglo XVI se escenificaba la noche de Navidad en distintas catedrales de la Península, sobre todo en la Antigua Corona de Aragón.

En un concierto celebrado en 2012 y, con el objetivo de restaurar esta tradición y reflexionar sobre la venida de Cristo al mundo y el más allá, Capella de Ministrers recuperó el Cant de la Sibil·la de la Catedral de Valencia, un tesoro de nuestro patrimonio musical y religioso perdido durante cinco siglos.

Este concierto contará de nuevo para su interpretación con los instrumentos réplicas de los ángeles músicos de los frescos del altar mayor de la Catedral, de 1472. Asimismo Alejandro Espina Blasco, el niño solista de la Escolanía de la Virgen de los Desamparados, cantará desde el púlpito interpretando a la Sibila, según fuentes de la organización.

Además, antes del concierto, a las 19.00, el Gremi de Campaners Valencians interpretará los toques de Maitines de la Consueta de 1527, recuperados también en 2012 por primera vez desde el Concilio de Trento (1545-1563).

Por su parte, el Grup de Teatre Assaig y la Asociación de Amigos del Corpus escenificarán, supervisados por el director del Aula de Teatre de la Universitat de València, Pep Sanchís, el Sermón de los Profetas, un drama paralitúrgico del ciclo de la Navidad que se representaba antes del profético canto.

Tras el Concilio de Trento desapareció la interpretación del Canto de la Sibila y hoy sólo se mantiene en Mallorca y Alguer (Cerdeña). De las muchas versiones que se conservan, se restaura aquí la versión valenciana, influenciada por la tradición toledana y mallorquina, declarada en 2010 como Patrimonio Inmaterial de la Humanidad por la Unesco.

El Cant de la Sibil·la es una de las representaciones más significativas en torno al nacimiento de Cristo que se conocen, implantada por Jaime I de Aragón tras la conquista de Valencia. Las sibilas eran mujeres que se creían inspiradas por los dioses, todas vírgenes y profetas. Entre ellas, la Sibila Eritrea era la encargada de anunciar el día del Juicio Final y la llegada de Jesucristo al mundo.

Aunque la Sibila es la figura por excelencia del oráculo griego, el cristianismo se apropió de ella para atemorizar a la población con sus presagios sobre el Apocalipsis.

La celebración de este concierto es posible gracias a diversos colaboradores, como la Subdirección de Música de CulturArts, Fundación BancSabadell, Vicerrectorado de Cultura de la Universitat de València, Inaem, Cabildo de la Catedral Metropolitana de Valencia, Gremi de Campaners Valencians, Grup de Teatre Assaig, Escolanía de la Real Basílica de la Virgen de los Desamparados, Asociación de Amigos del Corpus de Valencia y Asociación Cultural Comes.

El Cant de la Sibil·la regresa a la Catedral de Valencia - Levante-EMV