Las grandes empresas valencianas rechazan el proceso secesionista catalán
A. CAPARRÓS@ABC_CVALENCIANA / VALENCIA

El presidente de AVE, Vicente Boluda, apela por el «diálogo frente a la ruptura»; Cataluña es el principal cliente de la Comunidad con compras por 4.400 millones de euros al año
Las grandes empresas valencianas rechazan el proceso secesionista catalán

La Asociación Valenciana de Empresarios (AVE) rechaza el proceso separatista catalán: «Cataluña es parte de España y los valencianos queremos que continúe siéndolo». El presidente de la organización que agrupa a las cien principales empresas de la región, Vicente Boluda, ha sido una de las más de cincuenta personalidades españolas que este domingo abordaron para ABC la deriva soberanista puesta en marcha por Artur Mas.

Más allá de las relaciones de vecindad y los vínculos comerciales entre ambas autonomías, las grandes empresas valencianas (con gran implantación de sus negocios en Cataluña) rechazan de plano el secesionismo.

No obstante, Boluda admite que «todas las autonomías tenemos cuestiones pendientes de resolver, pero debemos hacerlo desde el diálogo y no desde la ruptura. Por ejemplo, la infrafinanciación a la que está sometida la Comunidad Valenciana la resolveremos con argumentos y diálogo».

Los empresarios valencianos observan con preocupación los movimientos políticos en Cataluña, una autonomía que es la principal cliente de la Comunidad Valenciana.

Más allá del debate de los símbolos y de la terminología, el pulso secesionista entablado por las formaciones políticas catalanaspone en riesgo unos intereses económicos fraguados durante décadas entre ambas regiones.

De hecho, Cataluña es el principal cliente de las empresas de la Comunidad Valenciana y viceversa. De acuerdo con un informe elaborado por el Centro de Predicción Económica (Ceprede), los catalanes adquieren productos valencianos por un importe de 4.394 millones de euros anuales, lo que supone el 17,6 por ciento del monto total de sus compras en toda España, según un estudio que analiza el promedio de la serie histórica entre 1995 y 2012, justo antes de que Mas activara el proceso soberanista.

Saldo comercial
Con todo, el saldo comercial entre ambas regiones resulta claramente favorable para Cataluña, que vendió 7.228 millones a la Comunidad Valenciana (más del treinta por ciento de las importaciones de la región al resto de autonomías españolas). De esa forma, siempre de acuerdo con el informe de Ceprede, el superávit para los intereses catalanes se sitúa en los 2.720 millones de euros.

Las grandes empresas valencianas rechazan el proceso secesionista cataln - ABC.es