La entidad critica que se omita la presencia de la Senyera en el Te Deum y que se reduzca el ámbito de celebración a sólo la ciudad de Valencia

La asociación cultural Lo Rat Penat ha presentado alegaciones a la declaración como Bien de Interés Cultural (BIC) Inmaterial de la procesión cívica del 9 d'Octubre, que actualmente tramita la Conselleria de Cultura y que, según fuentes de este departamento, está en trámite de audiencia y de recepción de los informes de los órganos consultivos.

Conocidos los de la Real Academia de Bellas Artes de San Carlos y del Consell València de Cultura, la entidad que preside Enric Esteve ha hecho público su informe de alegaciones, ya que es parte directamente interesada en este proceso. De hecho, como recuerda Lo Rat Penat en su escrito, la procesión se recuperó en 1922 gracias a las gestiones que realizó tras su abolición en 1707.

Además, con su presentación, la entidad valencianista quiere hacer valer «su condición de institución consultiva de la Administración de la Generalitat en materia de patrimonio cultural, de acuerdo con la Ley de Patrimonio Cultural Valenciano de 1998 modificada por la Ley de Señas de Identidad, que ahora el tripartito quiere derogar».

Entre las alegaciones, Lo Rat Penat lamenta, en primer lugar, que la Conselleria pretenda reducir «erróneamente» el ámbito de la presencia de la Senyera y de la procesión del 9 d'Octubre a únicamente la ciudad de Valencia. «Es evidente que tanto una como otra son símbolo identitario y patrimonio de todos los valencianos», indican.

«Tampoco se menciona el simbolismo guerrero y de autodefensa colectiva de la Real Senyera durante la época foral, que es clave para entender el ceremonial y simbolismo de la procesión», detalla uno de los cuatro bloques en que se estructura el informe, que puede consultarse en la web de Lo Rat Penat.

Mínima expresión

La entidad también arremete contra Cultura por reflejar «de forma insuficiente» la participación de Lo Rat Penat en la procesión desde su recuperación en 1922, cuando el Ayuntamiento y la Diputación se une a este colectivo y acuden conjuntamente a la ofrenda de Jaume I. Una estatua que impulsó esta asociación centenaria en 1891, al igual que realizó el primer homenaje floral.

En este sentido, la asociación pide que ese valor que tiene «como entidad decana y madre del valencianismo cívico» debe quedar recogido en la declaración BIC. De hecho, las alegaciones a la exposición de motivos de la conselleria aboga por introducir correcciones que permitan que el BIC se ajuste al «interés, características y significado real del bien que se pretende proteger».

La entrada de la Senyera en la Catedral (un aspecto que la Generalitat excluye de su propuesta de protección) es otra de las reclamaciones de Lo Rat Penat, que considera «inadmisible» que se omita su presencia al ser «una constante histórica tanto en la época foral como desde la recuperación definitiva en la tercera década del siglo XX».

«Que en ciertos periodos las autoridades locales hayan decidido no participar, de una manera u otra, en esta presencia, no contradice la necesidad de describir de forma objetiva el conjunto del bien que se pretende proteger», señala el informe, que, además, pone como ejemplos la protección del Misterio de Elche o las fiestas de la Mare de Déu de la Salut de Algemesí.

Por último, Lo Rat Penat realiza una serie de correcciones sobre inexactitudes históricas del documento de Cultura. Entre ellas, que mencione que la procesión se haya celebrado de forma ininterrumpida, cuando fue prohibida en 1707 por los Decretos de Nueva Planta y sólo se desarrolló en 1738 y 1838 hasta que se recuperó en 1922.

Fuente: Lo Rat Penat presenta alegaciones al BIC de la procesión del 9 dOctubre . Las Provincias