El decano de la entidad centenaria se niega a rectificar ante la Secció de Llengua i Lliteratura Valencianes pero refrenda su labor

El decano de la Real Acadèmia de Cultura Valenciana (RACV), Federico Martínez Roda, se ha mantenido en sus trece, al igual que lo hizo el Papa Luna desde su bastión de Peñíscola. No ofreció ayer su brazo a torcer ante la Secció de Llengua y Lliteratura Valencianes de la centenaria entidad, que lo citó para pedirle explicaciones por su posición de entendimiento con la Acadèmia Valenciana de la Llengua.

Martínez Roda, catedrático de Historia, no se desmarcó y menos aún rectificó las declaraciones que había efectuado. Es más, se ratificó en que «hay que buscar un entendimiento entre la RACV y la AVL».

El decano de la centenaria Real Acadèmia indicó que esta posición no es nueva, como quedó patente en el discurso del centenario pronunciado por su antecesor en el cargo, Enrique de Miguel, cuando habló de «acabar con las fronteras invisibles» pero «sin renunciar» a los propios fundamentos, los recogidos en el Estatut: el nombre de la lengua, el propio de la Comunitat Valenciana, los símbolos y el Himno.


Pero aunque el decano de la centenaria institución cultural valenciana se mantuvo en su posición, sí tuvo que escuchar críticas de los integrantes de la sección de lengua valenciana. Estos salieron de la reunión «descontentos» por el resultado. «Si hubiéramos forzado, hubiésemos roto la RACV y nosotros no queremos que suceda esto, no queremos tensionar la institución», indicó uno de los miembros relevantes de la mencionada sección.

De ahí que se llegase a consensuar entre el decano y la Secció de Llengua un comunicado que la RACV envió anoche a entidades culturales valencianas «ante la confusión creada».

El comunicado en absoluto desautoriza a Martínez Roda. Es más, el decano de la RACV refrendó el trabajo que realiza y la línea que marca la Secció de Llengua i Lliteratura Valencianes: la singularidad del valenciano sobre las otras lenguas que se hablan en el territorio español y, por tanto, una gramática propia.

El comunicado tiene siete líneas y tres puntos. En el primero de ellos se indica que de la RACV tiene como objeto «la investigación, el conocimiento, fomento y promoción de la cultura del antiguo Reino de Valencia -actualmente Comunitat Valenciana-, así como la defensa de los valores y señas de identidad del pueblo valenciano».

El segundo punto del comunicado incide en que para la Secció de Llengua «están plenamente vigentes» su ortografía, gramática, diccionarios y demás criterios filológicos para «la normativización de la lengua valenciana».

Esto supone que el decano, al refrendar el comunicado, apoya de este modo el trabajo realizado y la línea marcada de defensa de la lengua valenciana. La Secció de Llengua i Lliteratura Valencianes se basa, para el estudio del valenciano, «en la realidad lingüística valenciana y en criterios científicos» que se han concretado en su ortografía, diccionario o en la lengua estándar oral.

El documento apoyado por el decano de la RACV pone también de manifiesto que el próximo 3 de marzo, jornada en la que se celebra «el Dia de la Llengua i Cultura Valencianes», se presentará públicamente la segunda edición de la Nova Gramàtica de la Llengua Valenciana, redactada per miembros de la sección de lengua y literatura valenciana de la RACV. La presencia del decano de la entidad en este acto servirá también para mostrar su respaldo al trabajo de la citada sección.

No obstante, antes Martínez Roda tendrá que pasar otra supuesta prueba de fuego, la junta general del próximo día 25, el último jueves del mes, porque a buen seguro habrá asistentes que le saquen a relucir el acercamiento a la Acadèmia Valenciana de la Llengua que dirige un exacadémico de la RACV, Ramón Ferrer.

Fuente: Martínez Roda se reafirma en que haya entendimiento entre la RACV y la AVL . Las Provincias