Aboga por contratar traductores para que pueda usarse ese idioma en las sesiones del Parlamento aragonés

Podemos aspira, y así lo ha reclamado formalmente, a que el catalán sea lengua cooficial en las Cortes de Aragón. Así, entre otras cosas, aboga abiertamente por contratar traductores de catalán para que este idioma pueda usarse de forma cotidiana en las sesiones del Parlamento aragonés si así lo desea cualquiera de sus diputados.

Esta posición de Podemos no es una mera declaración teórica de intenciones, sino que la ha plasmado en una enmienda tramitada en las propias Cortes de Aragón al nuevo reglamento de la Cámara.

La enmienda planteada por el grupo liderado por Pablo Echenique en el Parlamento aragonés iba firmada por su portavoz en la Cámara, Maru Díaz. Reclamaba exactamente que se reconociera el derecho de «los diputados, miembros del Gobierno o cualquier persona que intervenga en las sesiones oficiales de los órganos de las Cortes de Aragón» a expresarse «en cualquiera de las lenguas propias de Aragón» -y Podemos identifica como tales el catalán y el aragonés (fabla)-. Asimismo, esa enmienda reclamaba que las Cortes de Aragón habiliten «los medios necesarios para la traducción e interpretación, a fin de garantizar ese derecho» de poder hablar en catalán o en fabla.

Más exigente que los nacionalistas de la Chunta

El planteamiento de Podemos al respecto ha ido incluso más allá que el de los nacionalistas de la Chunta Aragonesista (CHA), actuales socios del PSOE en el Gobierno regional -Podemos apoyó la investidura de Lambán, pero no entró en el Ejecutivo-. La Chunta había presentado una enmienda para reforzar el uso del catalán y del aragonés en las sesiones del Parlamento regional, pero fue más moderada en la redacción de esa propuesta. Así, además de pedir que se reconozca a cualquier ciudadano poder dirigirse en aragonés o en catalán a la Cámara autonómica, se contentaba con que se reconociera la posibilidad -no la obligación- de que el Parlamento autonómico le conteste en ese mismo idioma. Podemos, sin embargo, sí que exigía en su enmienda que todo ciudadano que se dirija a las Cortes de Aragón en catalán o en fabla sea atendido en el mismo idioma.

En cuanto al uso del catalán o de la fabla por parte de los diputados de las Cortes de Aragón, la enmienda de la Chunta también era más moderada que la de Podemos. Si bien coincidía en reconocer el derecho a cualquier diputado para que hable en catalán o en fabla en las sesiones parlamentarias, Podemos exigía la implantación de un servicio de traductores en las Cortes de Aragón, mientras que la Chunta indicaba que serían los propios diputados que hablaran en catalán o en fabla los que deberían aportar la traducción al castellano si eran requeridos para ello.

Nueva ley de lenguas a la vista

De momento, estas pretensiones no han prosperado. Tanto esa enmienda de Podemos como la de Chunta han sido tumbadas con los votos en contra del PSOE, el PP y Ciudadanos, mientras que el PAR ha optado por abstenerse.

Sin embargo, el asunto no se da por cerrado, porque el nuevo reglamento interno que han aprobado las Cortes de Aragón, en lo relativo a los usos lingüísticos de la Cámara, se remite a lo que establezca en cada momento «la legislación vigente en materia de lenguas». Y hay que tener en cuenta que, en estos momentos, el Gobierno regional PSOE-Chunta está ultimando un nuevo proyecto de Ley de Lenguas que prevé dar cobertura legal a la fabla y al «catalán de Aragón».

De hecho, desde que comenzó su andadura el actual Ejecutivo regional de coalición, han sido varias las iniciativas desplegadas para potenciar el catalán en diversos ámbitos, incluido el educativo. Y se está ultimando la puesta en marcha de la Academia Aragonesa de la Lengua -órgano cuya creación ya contempló en la anterior legislatura el PP, aunque no llegó a activarlo-. Esta inminente Academia Aragonesa de la Lengua conllevará la creación, en su seno, del «Institut del Catalá d'Aragón», como nuevo organismo oficial encargado de velar por las normas lingüísticas del catalán en esta tierra y de promocionar su uso. También se creará el «Instituto de l'aragones» -para la fabla-, y se prevé que el Boletín Oficial de Aragón pasará a publicarse en versión trilingüe: castellano, catalán y aragonés.
Podemos, Echenique y el catalán

Respecto a los planteamientos lingüísticos de Podemos en Aragón viene de lejos: en vísperas de las elecciones autonómicas de 2015, el partido liderado en Aragón por Pablo Echenique aprobó, entre sus propuestas programáticas, que el catalán sea declarado por ley como lengua cooficial en Aragón, así como imponer que parte de la programación de la radiotelevisión pública aragonesa se emita en ese idioma, y que sea asignatura obligatoria en las comarcas aragonesas que limitan con Cataluña —suman unos 50.000 habitantes—.

De hecho, tras las elecciones autonómicas de mayo de 2015, en el acuerdo de investidura rubricado entre el PSOE y Podemos se incluyó una referencia expresa a desplegar una estrategia administrativa y legislativa para impulsar el catalán y el aragonés. Entre otros aspectos, incluso promocionando programas en esas lenguas en la radiotelevisión autonómica de Aragón. En las propuestas programáticas pergeñadas por Podemos semanas antes de las elecciones autonómicas de 2015 también se incidía en la potenciación mediática del catalán en Aragón. Así, además de abogarse por que parte de la programación de la radiotelevisión autonómica aragonesa sea obligatoriamente en catalán —otra parte en aragonés y el resto en castellano—, se abogó también por establecer subvenciones públicas para periódicos y emisoras privadas de la región para que promocionen el catalán y el aragonés.

Fuente: Podemos aspira a que el catalán sea lengua cooficial en las Cortes de Aragón