Entidades hermanadas con la ANC y Òmnium Cultural convocan concentraciones para pedir la libertad de los que consideran «presos políticos»

Los límites de actuación de la Asamblea Nacional Catalana (ANC) y Òmnium Cultural, las dos plataformas independentistas cuyos presidentes, Jordi Sánchez y Jordi Cuixart, respectivamente, han ingresado en prisión incondicional por «impedir la aplicación de la ley para proclamar la república catalana», se han extendido en los últimos años a la Comunidad Valenciana.

Este martes se han convocado concentraciones frente a las subdelegaciones del Gobierno en las tres capitales de la provincia valencianas para reclamar la puesta en lidertad de Sánchez y Ciuxart, encarcelados por un presunto delito de sedición y considerados por la juez de la Audiencia Nacional Carmen Lamela como los agitadores en la calle del movimiento secesionista.

La ANC forma parte de la Confederación de Entidades Soberanistas de los países catalanes junto a la Plataforma por el Derecho a Decidir del País Valenciano (PDaD) y la Asamblea Soberanista de Mallorca (ASM). La entidad fue presentada en Valencia en abril del pasado año cuando se escenificó un «Acuerdo de Hermanamiento» bajo el lema de «Somos pueblo, somos País Valenciano hacia la soberanía».

El acto contó con la presencia de Jordi Sánchez, actualmente en la cárcel ya que, de acuerdo con el auto de la juez Lamela, la magistrada aprecia un riesgo claro de que el presidente de la ANC y el de Òmnium reiteren en su actividad presuntamente delictiva, al formar parte de «un grupo organizado de personas» que llevan a cabo «de forma continua y reiterada actividades de colaboración activa y necesaria» para lograr «fuera de las vías legales la independencia de Cataluña frente al resto de España».

Publicidad

Si el «objetivo común» de la ANC y sus aliados valencianos y baleares pasa por «hacer crecer el soberanismo en los países catalanes», reivindicar el día de San Juan como «diada de toda la nación» y un «espacio comunicativo en catalán», en el caso de Òmnium Cultural la meta se halla en alcanzar «un futuro compartido para los países catalanes».



Dimarts 17 octubre us convoquem a 19h concentració davant Delegació Govern espanyol a València #LlibertatJordis#democràciapic.twitter.com/vQiIurp7oq
— Acció Cultural PV (@AccioCulturalPV) 16 de octubre de 2017


La entidad presidida por Jordi Cuixart forma junto a Acció Cultural del País Valencià (ACPV) y la Obra Cultural Balear (OBC) la denominada Federació Llull, creada en 1990 en Palma de Mallorca. Se autoproclaman como las «tres principales entidades culturales de los países catalanes».

La Federació Llull, presida por Joan Francesc Mira, distinguido por el Gobierno de Ximo Puig en los galardones con motivo del 9 d'Octubre en 2016, se define a través de la página web de Òmnium Cultural como «las personas que creemos en la lengua y la cultura catalanas, en la solidaridad, en la libertad, en la participación y en un futuro compartido para los países catalanes».

#LlibertatCuixartSanchez No volem presos polítics ��CONCENTRACIÓ 17/10 a les 19h. davant de la Delegació del Govern #VaDeDemocràciapic.twitter.com/1fnaRqEHyw
— Escola Valenciana (@escolatv) 17 de octubre de 2017


Tanto ACPV -una entidad que históricamente ha percibido importantes subvenciones del Gobierno catalán- como la Plataforma por el Derecho a Decidir del País Valenciano han difundido a través de las redes sociales la convocatoria para llamar a las concentraciones ante las sedes del Gobierno en la Comunidad Valenciana. En algunas convocatorias se apela al «civismo» para que la protesta transcurra de forma «pacífica».

Otras entidades que perciben ayudas públicas de la Generalitat de Cataluña, como Escola Valenciana, han hecho también una llamada a la movilización, en este caso difundiendo un mensaje de la asociación Va de Democracia, que defiende el «derecho a decidir» de Cataluña, en el que proclama que «no queremos presos políticos».

Ximo Puig: «Respeto a la Justicia y diálogo»

Mientras, dirigentes de Compromís, la formación que gobierna en la Comunidad Valenciana gracias a su pacto con el PSPV sostenido por Podemos, han salido en tromba para defender a los líderes de las plataformas independentistas catalanas.

Por su parte, el presidente de la Generalitat valenciana, Ximo Puig, ha dicho este martes que "respeta" las decisiones judiciales como la adoptada ayer con los presidentes de la Asamblea Nacional Catalana y de Ómnium Cultural pero ha defendido que "en cualquier caso debe haber una solución dialogada" en la situación de Cataluña.

Fuente: Los aliados valencianos de Jordi Sánchez y Jordi Cuixart