•De los 114 inscritos al examen del EBAP finalmente sólo 22 han aprobado tras la primera 'escabechina' del escrito

•"Pretenden que nos saquemos el B2 de catalán, que es dificilísimo, con un cursillo de tres meses. Es imposible"

•Más de 1.100 excluidos por el catalán en las bolsas de la sanidad balear

•Escabechina en el examen de catalán del IB-Salut: el 72% suspende el escrito







La sangría en el IB-Salut crece tras la prueba oral: el 82% suspende catalán

BALEARES




MAYTE AMORÓS
Palma


Compartir en Facebook

Compartir en Twitter

Enviar por email

13 may. 2018 |10:29




Un profesor vigila el aula donde se realizan las pruebas de catalán en Palma. /ALBERTO VERA







125 comentariosVer comentarios







•De los 114 inscritos al examen del EBAP finalmente sólo 22 han aprobado tras la primera 'escabechina' del escrito

•"Pretenden que nos saquemos el B2 de catalán, que es dificilísimo, con un cursillo de tres meses. Es imposible"

••Más de 1.100 excluidos por el catalán en las bolsas de la sanidad balear

••Escabechina en el examen de catalán del IB-Salut: el 72% suspende el escrito

«Aquí no aprueba ni Dios». La queja entre los examinandos a las pruebas de catalán es generalizada pero el número de suspensos les da la razón: un 81,6% del personal del Servicio Balear de Salud que se presentó a las pruebas de catalán convocadas por el Govern de las Islas Baleares se ha quedado a las puertas de conseguir el ansiado título lingüístico para trabajar en la sanidad pública. Sin él, no tendrán derecho a cobrar el complemento de la carrera profesional ni optar a un traslado, tal y como exige el nuevo decreto del Govern liderado por la socialista Francina Armengol y los nacionalistas de Més.

La comisión técnica de catalán de la Escuela Balear de Administración Pública (EBAP) acaba de publicar la lista de calificaciones de la convocatoria extraordinaria de la prueba oral de catalán para el personal que depende del Servicio de Salud de las Islas Baleares, a través de la Escuela Balear de Administración Pública (EBAP), y los resultados son alarmantes:de los 114 inscritos sólo 21 han aprobado; es decir, ocho de cada diez suspendieron.

La prueba oral era el último examen al que se enfrentaba un reducido grupo de aspirantes que habían superado el temido examen escrito. De estos 114 inscritos, 82 suspendieron. Eso supone que sólo tenían opciones de hacer el oral 32 personas. De ellas, han quedado 22 aptas y diez han caído. Tenían que conseguir más de 72 puntos (un notable) para ser apto.

Si la escabechina del escrito había alcanzado una cota del 72% de suspensos, una vez realizadas todas las pruebas, el número de suspensos ha aumentado a un 82%.

En concreto, de los 11 aspirantes que se presentaron al nivel B1 en Mallorca, sólo dos han aprobado todas las fases. En otras palabras, el 81,8% no superó la prueba. En Menorca, de los 12 inscritos, cuatro lo lograron y 8 fueron no aptos (el 66,6%). En Ibiza y Formentera todos catearon:los tres ibicencos y los dos formenterenses. En total, el 73,3% no superó el B1.

El nivel B2 (avanzado) no ha ido mucho mejor. En Mallorca, de los 58 presentados, 49 fueron no aptos (84,5%) y sólo nueve superaron el examen. En Menorca, donde siempre hay mejores resultados, de los 10 examinandos, seis no han conseguido superar la prueba(60%). En Ibiza hubo 12 matriculados, de los cuales 10 catearon (83,3%), y en Formentera, de seis alumnos hubo cuatro no aptos (66,6%). En total, el 82,2 de los matriculados en el B2 no lo han superado.

En definitiva, de los 114 inscritos, sólo 32 han conseguido superar todas las pruebas, mientras que el 72% cayó en la prueba escrita.Los supervivientes que fueron al oral sólo han aprobado un 18%.

Lo peor, apuntan los aspirantes, es que seis personas de las 82 que han sido excluidas, suspendieron por culpa de la última fase, pese a tener el resto de las pruebas aprobadas. «El problema es que exigen un notable, algo que no ocurre en otros exámenes donde es suficiente con un cinco», se queja Bàrbara, que cayó en el examen escrito y no ha podido siquiera ir al oral para que le hagan nota media.

«Pretenden que nos saquemos el B2, que es un nivel avanzado y dificilísimo, con un cursillo de tres meses y eso es imposible», recalca esta mallorquina, hija de mallorquines y cuya lengua materna es el mallorquín. «¿Sabes qué van a conseguir? Que cuando consiga el título, lo meta en un cajón y me negaré a hablar en catalán. Porque han conseguido que lo odie», confiesa esta aspirante indignada.

Al igual que Bàrbara, los sindicatos como Simebal o CSIF muestran su preocupación y apuntan a que las pruebas tienen un nivel de exigencia superior a la que se presupone o existe una baja preparación previa en los cursos. No se explican estos malos resultados puesto que para presentarse a esta convocatoria del EBAP los aspirantes han asistido al 80% de las clases de los cursos oficiales del Govern. «Algo falla. No puede ser que tanta gente de un mismo gremio sea incapaz de aprobar». Ambos reclaman que el catalán sea un mérito y no un requisito para trabajar en el IB-Salut.

Fuente: La sangría en el IB-Salut crece tras la prueba oral: el 82% suspende catalán | Baleares