Esta web utiliza cookies propias y de terceros para mejorar la navegación y poder obtener estadísticas de uso. Al continuar con tu navegación significa que das tu consentimiento a nuestra política de cookies.

Continuar
Resultados 1 al 2 de 2
Like Tree2Me gusta.
  • 1 Post By Daijon
  • 1 Post By Daijon

Tema: Artículo de opinión en LA Vanguardia: El valenciano nos une

  1. #1
    Sargent Centenar
    Fecha de ingreso
    26 may, 15
    Mensajes
    1,202

    Artículo de opinión en LA Vanguardia: El valenciano nos une

    Al PPCV no le tendría que dar miedo la cuestión de la lengua. Eso sí, debería hacer propósito de enmienda y acto de contrición por cada vez que de manera miope ha querido sacar rédito de nuestro preciado bien lingüístico, reincidiendo en la utilización polémica de este sensible tema -Lluís Bertomeu Torner

    La relación del PPCV con el valenciano no pasa por sus mejores momentos. Está en crisis sentimental permanente. Torpe y cortoplacista, diría un consejero matrimonial. Los dirigentes populares valencianos deberían tener diagnosticada una terapia crónica y constante dedicada a nuestra lengua propia, su uso público y su promoción social. Urgente y necesaria, piensa el que suscribe.

    Nuestra sociedad está harta de polémicas estériles y tópicos interesados al respecto de su identidad y de su lengua, valencianas las dos. El PP valenciano supo en su momento configurar un discurso de defensa acérrima de los intereses valencianos y de apuesta por nuestra cultura y nuestras tradiciones. Supo erigirse como referencia de reivindicación del autogobierno y de apuesta por la identidad propia. Pero la lealtad mal entendida a estructuras orgánicas centrales y la debilidad en desarrollar un relato coherente en temas tan cruciales en nuestra tierra como la lengua y la cultura, han hecho mella en la imagen de los populares patrios.

    Al Partido Popular de la Comunitat Valenciana no le tendría que dar miedo la cuestión de la lengua. Eso sí, debería hacer un propósito de enmienda y un acto de contrición por cada vez que de manera miope ha querido sacar rédito de nuestro preciado bien lingüístico, reincidiendo en la utilización polémica de este sensible tema. Esa prevención prudente o decidida cruzada, según se mire y quién la comande, podría tener sentido hace décadas... pero hoy en día, con los cambios cualitativos que han tenido lugar en nuestra sociedad, asumiendo la riqueza y la personalidad del valenciano y la asunción de una vía lingüística autónoma, esa opción está fuera de lugar.

    En estas latitudes se puede hacer una política lingüística sin complejos y sin miedo, y el PPCV también puede apreciar la singularidad que da tener una lengua propia para hacer política valenciana con mayúsculas. Ya que la lengua valenciana no sólo es un instrumento de comunicación, es un tesoro cultural que nos define como pueblo. Además de una necesaria apuesta en su promoción social y su desarrollo educativo, postura obligada para toda opción política con conciencia de pertenencia a esta tierra y de servicio a su gente.

    Siempre insisto en lo mismo, por sana envidia entiendo. Fijémonos en la política lingüística que el PP ha practicado en Balears o Galicia. Se trata de hacer valer la lengua como seña de identidad. Y también de utilizarla como valor diferencial de los valencianos, siendo consecuentes con la redacción del Estatut d’Autonomía respecto de la lengua propia. El valenciano, como las otras lenguas propias, es tan español como el castellano. Por eso se tiene que apostar por una política lingüística tranquila y de cariz autonomista, que es aquello identificable por los valencianos.

    Desde cualquier ideología y desde cualquier concepción político-territorial de España se pueden realizar o proyectar políticas decididas de fomento y normalización de las lenguas no castellanas. Si el valenciano es nuestra principal seña de identidad, su uso público debe de aumentar notablemente y hacerse más generalizado. Pero esa indolencia campa a sus anchas en el actual PP valenciano, quiero pensar que no basada en el convencimiento. El no entender que la mejor defensa del valenciano que se puede hacer es usarlo, puede denotar una falta consciente de compromiso con la cultura propia valenciana muy mezquina y denostable.

    El valenciano es la lengua propia de los valencianos. Por eso, justamente, trae nuestro gentilicio, por eso lo denominamos valenciano. El valenciano es cosa nuestra, patrimonio nuestro. Un patrimonio entrañable y familiar, la lengua que nos vincula a nuestro pasado y que queremos transmitir a nuestros hijos. El valenciano es, para el conjunto de nuestra sociedad, una riqueza cultural extraordinaria... una riqueza que, además, nos ayuda a identificarnos como pueblo, como un pueblo más de los que componen la historia y el presente de España y de Europa: el Pueblo Valenciano.

    El valenciano también puede ser un problema. Desde hace unos años, las polémicas sobre el nombre y la identidad de la lengua de los valencianos entorpecen nuestra convivencia. La demagogia, el discurso irresponsable que busca la confrontación alrededor de esta cuestión, se ha revelado como la peor arma de destrucción masiva de los vínculos sociales e identitarios que mantienen la cohesión de nuestro pueblo. Y todo esto agrava el que verdaderamente es el gran problema de nuestra lengua: el de su futuro.

    Los problemas del valenciano sólo podrán encontrar una solución viable y eficaz partiendo del acuerdo entre valencianos. Nuestra responsabilidad como ciudadanos valencianos es desactivar de una vez por todas esa arma fatal que es el conflicto alrededor de la identidad, el nombre de la lengua y su normal desarrollo educativo: un conflicto que nos desestabiliza como sociedad, que enturbia nuestra democracia, que pone en peligro el futuro de nuestra lengua propia.

    Es responsabilidad nuestra asegurarnos que las próximas generaciones recibirán de nuestras manos una lengua llena de vida y de dignidad. Nuestra responsabilidad nos exige poner fin al conflicto, a la división, y apostar por el diálogo, por el consenso. Apostar, en definitiva, por el acuerdo. Apostar por el valenciano, apostar por los valencianos.

    Fuente: http://www.lavanguardia.com/local/va...-bertomeu.html
    Murta Le gusta esto.
    La realitat histórica, etnológica y llingüística valenciana per molt que mentixquen els pankes, no es pot eliminar. Tan sols obviar... (Lobivalentian)

  2. #2
    Sargent Centenar
    Fecha de ingreso
    26 may, 15
    Mensajes
    1,202
    Me ha gustado mucho esta frase: "asumiendo la riqueza y la personalidad del valenciano y la asunción de una vía lingüística autónoma".

    Esto pasa irremediablemente por derogar la AVL y oficializar la RACV, es decir, pasar de las normas de Castellón a las del Puig. Así de simple.
    El_capo71 Le gusta esto.
    La realitat histórica, etnológica y llingüística valenciana per molt que mentixquen els pankes, no es pot eliminar. Tan sols obviar... (Lobivalentian)

Permisos de publicación

  • No puedes crear nuevos temas
  • No puedes responder temas
  • No puedes subir archivos adjuntos
  • No puedes editar tus mensajes
  •