La progenitora devolvió una carta sin rellenar al centro escolar con una nota en la que se quejaba de que el escrito estuviera redactado en valenciano, y no en español. En la misiva de vuelta, la mujer pide incluso que se le informe antes en inglés que en ese "dialecto".

Surge una nueva controversia en torno al eterno debate lingüístico en España. En esta ocasión, el punto de mira se ha puesto sobre la queja de la madre de un alumno de un instituto valenciano a propósito de una nota que el centro escolar le envió para que firmase.

En concreto, la mujer devolvió la carta, escrita en valenciano, sin rellenar, y aprovechó para criticar al instituto que la misiva no estuviera redactada en español. Para ello, la madre del alumno pedía "disculpa" por no firmar la carta dado que el contenido de la misma no estaba expresado en su idioma.

En este sentido, se expone en la nota la queja de que, al ser ella española, respeta que "los niños aprendan este dialecto", refiriéndose al valenciano, pero, no siendo alumna de la escuela, demanda que se le informe "en español o inglés, que son lenguas lenguas o idiomas básicos y necesarios para entenderse en el mundo y no solo en una comunidad 'de España'".

El escrito ha llegado hasta las redes sociales, especialmente Twitter, donde se ha criticado duramente a la madre del alumno por considerarse que, con su queja, perjudica el sistema de enseñanza y formación de su hijo, así como la de sus compañeros.

Otros tantos mensajes han reprochado a la autora de la carta que pusiera por encima el inglés sobre el valenciano, que si bien está registrada como una variedad del catalán, en gran parte de la Comunidad Valenciana se considera lengua propia. "Disculpe que no firme esta carta, pero es que el valenciano es súper diferente al castellano y a saber qué dice", expresa uno de los mensajes críticos en la red social.

Tampoco han faltado los tweets que han puesto en evidencia la falta de tildes que se refleja en el texto. Pero no han sido solo los detractores del contenido de la queja los que se han pronunciado en las redes sociales.

Otros tantos usuarios, defendiendo la base de la queja expuesta, aluden a la necesidad de que, en una escuela donde se aprende valenciano y castellano, las notificaciones de alumnos deben ser redactadas de ambas formas.

Por supuesto, también han aparecido fervientes defensores de la propuesta de la madre del alumno, demandando que las futuras notas del instituto estén únicamente escritas en castellano, para entendimiento de todas las familias con alumnos en el centro.

Fuente: https://www.lasexta.com/noticias/soc...744e3ca65.html