Tres mujeres del PSPV alegan el programa electoral de Andreu al considerarlo sexista.

La lista municipal socialista en una imagen de archivo

El programa electoral que el PSPV está elaborando para que su candidata, Etelvina Andreu, gane los próximos comicios del 27 de mayo, es tachado de «sexista» por sus compañeras de filas que han presentado una serie de alegaciones. .
Fuentes socialistas consultadas por ABC, bromearon con el texto global de dicho programa, al que llaman «antiprograma» y con el que, lamentaron, «no ganaremos el 27 de mayo de ninguna manera».
También critican la figura del «sereno», que Andreu quiere instaurar en Alicante, si es alcaldesa, para su primera legislatura. Y esta semana varios concejales y militantes presentaron han presentado una bateria de sus sugerencias o correcciones. Entre ellos, según ha podido saber ABC, figuran tres mujeres socialistas: la diputada autonómica, María Ángeles Rocher, la secretaria de Igualdad de la ejecutiva comarcal de l´ Alacantí, Fini Rocher, y la concejal que lleva los temas de mujer, María Teresa Rodríguez.
El borrador del programa electoral que la ejecutiva del partido presentó a sus militantes -algún concejal aseguró que «el partido ni siquiera me lo han enviado»- dice textualmente que: «cuidaremos la no utilización de un lenguaje sexista y evitaremos estereotipos de género», aunque en el texto lo incumplen 70 veces durante sus 112 páginas, como consta en las alegaciones.
«Ciudadanos, niños, profesores o alumnos» son palabras que se repiten a lo largo del texto, a pesar de que en 1987 y 1988 se publicaron, desde el Ministerio y la Conselleria de Educación recomendaciones para un uso no sexista del lenguaje, que explicaba que «el plural del género masculino -niños, profesores, ciudadanos- no es el uso más correcto», puesto que incurre en sexismo. La forma correcta es «infancia, profesorado y ciudadanía».
Invisibilidad femenina
Según la edil María Dolores Rodríguez, «el masculino plural no puede actuar siempre como genérico, ya que mantiene de forma tradicional espontánea e involuntariamente la invisibilidad de la mujer». Rodríguez añadió que «el lenguaje escrito requiere una mayor elaboración que el hablado, que puede ser más coloquial»
Llama la atención que, precisamente, el Partido Socialista, sea quien haya aprobado hace pocas semanas la Ley de Igualdad, que exige lo mismo.
En el programa, se asegura que «prestarán especial atención a las mujeres, jóvenes y minorías», lo que en sí es una discriminación, ya que, consideran a la mujer un colectivo desfavorecido.
Otro que ha presentado alegaciones ha sido el portavoz municipal, Manuel De Barros, aunque «de forma, pero no de fondo». Éstas hacen referencia a «temas de absentismo escolar, con dos correcciones».
El resto de ediles aseguraron que «sí habían leído el programa», pero, por diversas cuestiones, «no habían alegado». No es el caso de Antonia Graells, que ya ocupa el puesto de coordinadora de un programa de malos tratos en la subdelegación del Gobierno. «Me he desentendido de cuestiones municipales», dijo.

Fuente : ABC.es

http://www.abc.es/20070413/valencia-...704130255.html