Acaba de terminar la 32 edición de la Copa del América y va adquiriendo ya más protagonismo la próxima edición del evento que, si no hay sorpresas de última hora, se volverá a celebrar en Valencia dentro de dos años.

De hecho, si la competición tuviese lugar en 2009 en España supondría una aportación de 1.165 millones de euros más a la economía española, entre repercusiones directas e indirectas, además de generar a corto y medio plazo unos 22.500 puestos de trabajo.

Así se desprende de un informe Económico realizado por el grupo Allianz, proveedor de servicios financieros, principal patrocinador del BMW Oracle Racing, en colaboración con el catedrático Tom Cannon, decano de la Buckingham University Business Chool y experto en finanzas empresariales y deportivas.

En ese estudio se explica que si hubiera triunfado en esta edición el Desafío Español la próxima competición tendría lugar en España (casi con total seguridad en Valencia), posibilidad que aún existe si así lo decide el equipo suizo del Alinghi, ganador por segunda vez de esa competición, y que eligió la capital del Turia como sede.

En ese informe se considera los siguientes factores: inversión en infraestructuras, equipos participantes, visitantes internacionales, organizadores de las regatas, medios de comunicación, patrocinadores y empresas, construcción, sector naval, alojamiento, acogida, venta al por menor, entretenimiento, transporte y logística.

El catedrático Tom Cannon asegura en ese informe que la Copa del América es un “deporte, disputado por y para millonarios y multimillonarios, que se ha convertido en un evento que premia con miles de millones de dólares al equipo ganador y a la ciudad elegida”.

Entre los aspectos que destaca el informe se indica que la Copa del América “ofrece el mayor premio del deporte en todo el mundo y es, igualado con la Fórmula Uno, el tercer evento internacional deportivo más importante tras las Olimpiadas y el Mundial de Fútbol de la FIFA”.

Añade que durante los cuatro años que pasan entre cada edición de esa competición “los gastos de configuración de cada uno de los 12 equipos competidores han alcanzado una media de 100 millones de dólares, lo que los convierte en la mayor inversión realizada por equipos participantes en una competición deportiva internacional”. Con la inversión total, los equipos participantes superan la barrera sin precedentes de los mil millones de dólares.

Explica además que si el equipo Alinghi, al haber ganado la 32 edición de la Copa del América, se la llevara a Dubai, donde llevó a cabo los entrenamientos durante el invierno, el impacto económico para Dubai sería de 11.657 millones de euros.

De las otras alternativas, se indica que si hubiera sido el ganador el BMW Oracle Racing y se la hubiera llevado a los Estados Unidos, bien a San Francisco o a Newport, “el impacto económico sería de unos 11.541 millones de euros”.