La población valenciana crece un 162% en el siglo XX frente al 120% de la media de España.

La inmigración ha impulsado el incremento demográfico en la Comunitat desde la década de los 60.


El estudio Evolución de la población española en el siglo XX por provincias y comunidades autónomas, elaborado por el experto en contabilidad nacional y regional Julio Alcalde y auspiciado por la Fundación BBVA, pone de manifiesto que el número de residentes en la Comunitat se ha incrementado un 162%, frente al 120% de la media española entre 1900 y 2000.

Según Alcaide ha sido un crecimiento progresivo únicamente superado por Madrid, Canarias, País Vasco, Cataluña y Baleares.

La población extranjera residente en Valencia al comenzar el siglo era del 0,09%. Su incremento, según el estudio, fue moderado hasta 1980 (0,54%). En 2000, los inmigrantes en la Comunitat representaban el 3,6% del total, una cifra similar a la del resto de España.

Aunque en estos momentos el número de extranjeros residentes en municipios valencianos roza el 15% de los censados, con unos 730.000, según el último padrón municipal.

Natalidad
El movimiento natural de la población sigue las pautas del resto de España, según Alcaide. En cien años la cifra de natalidad ha pasado del 17,5%, al 10,4% en 1960 y al 4,5% en 2000.

Como consecuencia, el crecimiento vegetativo de la población valenciana pasó del 5,17% en 1900 al 0,06% del último quinquenio del siglo XX, por debajo del 0,18% del resto de España.

Por sexos, la estructura también es similar al resto de España: 49% de varones y 51% de mujeres. Se ha producido un descenso progresivo de la población menor de 16 años desde 1975, que se ha agudizado al final de siglo.

Un fenómeno contrario se ha producido en el grupo de población con más de 65 años, que han pasado de representar el 5,1% de la población al 16,6% de 2000.

El estudio considera que el mayor crecimiento de la población valenciana se ha debido a los movimientos migratorios, que desde 1960 ha supuesto una llegada de emigrantes de otras regiones españoles de 672.000 personas (el 27% del total de censados en ese momento).

Además, se registró a partir de 1980 un retorno moderado de la población que salió al extranjero antes de 1950. Entre la década de los 50 y los 80 unos 18.000 valencianos partieron a otros países. En cambio, la emigración extranjera a la Comunitat se inició en 1940, hasta alcanzar los 106.000 emigrantes llegados en la década de los 90.

Todo ello se ha traducido en una emigración valenciana, nacional y extranjera, que alcanzó las 885.000 personas entre 1960 y 2000, el 21% de la población residente en la Comunitat a fin de siglo.

La evolución de la población activa de la Comunitat registró un descenso a partir de 1960 por la disminución del empleo agrario. La tasa de actividad de la población valenciana mayor de 16 años en 2000 fue del 53,3%, superior a la media española. Además, la cifra del paro en la Comunitat en esa fecha era inferior a la del resto de España.

Todo ello lleva a Alcaide a destacar el desarrollo de la economía valenciana en el último cuarto del siglo XX, “siendo en la actualidad uno de los motores que impulsan la actividad económica española”.

lasprovincias.es:

http://www.lasprovincias.es/valencia..._20070928.html