El notario nacido en Alcoi en 1932 es desde el pasado jueves el nuevo decano de la RACV. Era el único candidato para suceder a Juan Lladró y fue elegido con 20 votos a favor y ninguno en contra.


-¿Qué proyectos trae debajo del brazo

Hay cosas por acabar, como el corrector o un estudio importante sobre la lengua romance anterior a Jaime I, porque si llegan mil y aquí había 200.000 personas es de sentido común que los otros no enseñan a estos a hablar. Pero lo más importante es mantener los principios de lealtad a la cultura valenciana, que no se acaba en la lengua. Por eso hay 16 secciones.

-¿No es ya una discusión bizantina lo de si había una lengua antes de la llegada de Jaime I

Tiene razón, pero qué se puede hacer si a uno le niegan la cultura, la lengua y el territorio. Tenemos que defendernos si nos dicen que todo es catalán. Si a mí me llaman secesionista es porque hay otros anexionistas, y yo quiero ser yo, independiente.

-¿Ve posible un acercamiento con la Acadèmia Valenciana de la Llengua (AVL)

Lo único sin remedio es la muerte. La Gramàtica de la AVL tiene una ventaja: habla de una lengua formal, obligatoria en la Administración y de otra poco formal. Yo, como tengo libertad, soy poco formal. De todas maneras, mientras mantenga la convergencia hacia el catalán, el barceloní, y no hacia la lengua de nuestro pueblo, veo difícil un acuerdo. Otra cosa es que se hable y se pueda dialogar.

-¿Teme que las instituciones públicas retiren las subvenciones a la RACV por no asumir la normativa oficial

Como le digo, todo es posible, pero yo lo creo imposible, si es que existe la cordura. La AVL se preocupa sólo de las cuestiones de lengua, pero la RACV se ocupa de la cultura valenciana y si es esta la que defendemos, con 16 secciones, es natural que nos den subvenciones. Acabo de ocupar de la prosa de [Xavier] Casp para una edición de la Generalitat y nadie me ha dicho nada sobre cómo escribir. No pueden prohibirme que escriba con faltas de ortografía. No está penado. Pero respondiendo a su pregunta, no tengo miedo; no hay locura en la Administración pública.

-¿Han notado algún recorte en las ayudas

Ha habido algún retraso, tal vez alguna reducción, pero no importante. Cuando volvamos a hablar con las instituciones, veremos cómo está este asunto.

http://www.valenciapersempre.es/inde...rticle&sid=772