La secretaria autonómica de Educación de la Generalitat Valenciana, que controla el PP, la catalana Concha Gómez Ocaña, aseguró ayer que “el valenciano debe continuar siendo una lengua viva que ha de ser usada en todos los ámbitos sociales, en la literatura, en la ciencia, en los medios de comunicación, y en las actividades de ocio y de fiesta”.

Gómez realizó estas declaraciones durante el acto de entrega por la mañana, junto a la Fallera Mayor de Valencia, de los premios a la promoción del uso del valenciano en los llibrets de las fallas.

Destacó “que el Consell tiene el compromiso de estar presente en las actividades culturales y cívicas que identifiquen colectivamente a los valencianos, por eso la Conselleria ha puesto en marcha este año la campaña ‘La teua festa en valencià, Naturalment’ para promocionar el valenciano en las principales festividades”.


Gómez, tras felicitar a todas las fallas premiadas, manifestó que “el llibret en valenciano es un vehículo para demostrar el sentimiento de valencianía, y es un buen instrumento para hacer que la lengua valenciana esté presente en unos actos plenamente vividos por la ciudadanía”.

Como siempre, el Gobierno del PP es impecable en la teoría, pero suspende en la práctica, porque no concuerda lo que predica en materia lingüística y lo que consiente a los catalanistas allá donde controlan la situación.

Lo que no dijo ayer la flamante secretaria autonómica es que no se premia a los “llibrets” redactados según las Normas de la Real Academia de Cultura Valenciana, el genuino valenciano, sino a aquellos que han sido escritos según la normativa de la Academia Valenciana de la Lengua, que sigue a pies juntillas la teoría y praxis del Institut d’Estudis Catalans.

Por ello, donde la catalana Concha Gómez Ocaña habla de lengua valenciana, hay que interpretarlo, desgraciadamente, como lengua catalana, que es la que impulsa la AVL, institución de la Generalitat, antes valenciana.

Difícilmente, instalado el PP en esta tesitura y deambulando por estos derroteros puede vanagloriarse de que está haciendo esfuerzos y políticas para que la valenciana sea una lengua “viva”, pues cada día van enterrándola más.

http://www.valenciapersempre.es/inde...rticle&sid=613