Cuando la policía escucha a David Maeztu, gobierna Rubalcaba y SITEL demuestra su 'eficacia'

Las pruebas presentadas por la Brigada de Investigación Tecnológica (BIT) de la Policía Nacional, los que presumían de haber desmantelado la cúpula de Anonymous, recoge toda una serie de conversaciones entre uno de los detenidos, sus padres, su novia y hasta un amigo guardia civil al que llamó desde la comisaría en la que se presentó voluntariamente.

Este guardia civil le aconseja que se busque un abogado. El elegido es David Maeztu. Según el sumario, al que ha tenido acceso diversos medios, como el diario Público, todos han sido grabados, el letrado incluido, que ha mostrado su indignación:

No estoy de acuerdo con tales grabaciones. Lo he puesto en conocimiento del colegio de abogados. Lo relevante no es que me graben, sino que eso se use como prueba

“Mi nombre aparece identificado como abogado, es decir, que quienes han transcrito lo grabado sabían que yo era su abogado”, afirma Maeztu. “Y aún así siguieron reproduciendo las conversaciones”. Las escuchas han permitido comprobar la eficacia de SITEL, el sistema de grabación de comunicaciones que ‘compraron’ Rajoy y Cospedal.

De lo conocido no resulta menos inquietante el afán de los infiltrados de la policía en “los chats de Anonymous” por llevar al huerto del 15-M y la AcampadaSol a los investigados. Tan inquietante como los artefactos que “alguien” (aquí no hay detenidos ni noticias de las investigaciones policialesl) anzó en las cercanías de las acampadas coincidiendo con los incidentes de Barcelona y la campaña de criminalización del 15-M.

Cuando la policía escucha a David Maeztu, gobierna Rubalcaba y SITEL demuestra su 'eficacia'