El mallorquín podemos afirmar que es una lengua con todas las de la ley.

Una lengua queda registrada desde el momento que los modismos, fonética, sintaxis y demás características quedan reguladas, clasificadas y explicadas en un texto que se llama gramática.

Ciñéndonos a la lengua mallorquina frente a la lengua catalana queda claro que el mallorquín aventaja en antigüedad al catalán en más de 77 años. D. Juan José Amengual, Doctor en Derecho, Abogado del Iltre Colegio de Palma escribió en 1835 una Gramática de la Lengua Mallorquina* y en 1858 un valioso Diccionario Mallorquín-Castellano-Latín mientras que la gramática de la Lengua Catalana que se estudia en la enseñanza fue escrita en 1912 por un químico, Pompeyo Fabra.

Anteriormente a la del Sr. Amengual encontramos una gramática de D. Juan Fiol en 1651 en 1694 una escrita por D. Miguel Reus y en 1812 una más de D. Antonio Mª Cervera.

¿Deberían los intelectuales actuales estudiar estos datos? O ¿Son mentira?. En caso que sean correctos ¿No sería lógico pensar que nos están vendiendo una moto con la lengua?.

Desde aquí pedimos que se ponga fin a esta injusticia y se inicie un grupo de trabajo e investigación para estudiar seriamente este tema. Es importante, estamos hablando de un patrimonio heredado de nuestros antepasados que no podemos aniquilar por intereses políticos ni económicos.

Sr. Antich, si le queda algo de dignidad mueva pieza, por favor.

El Mallorquín, ¿dialecto o lengua?