El Valencia busca inversores extranjeros para dos centros comerciales en el nuevo estadio


El presidente del Valencia, Manuel Llorente, continuó ayer su ronda de conversaciones con los grupos municipales, para informarles del proyecto del nuevo estadio y la recalificación del Mestalla para construir viviendas. El portavoz de Esquerra Unida, Amadeu Sanchis, comentó que el club ha renunciado a la opción de un hotel en la parcela entre la calle de la Safro y la avenida Cortes Valencianas, para decantarse por un centro comercial.

Para ello, al igual que para levantar un edificio similar en la parte opuesta del nuevo estadio, entre las calles Amics del Corpus y Doctor Nicasio Benlloch, los promotores del plan buscan inversores extranjeros que vean las posibilidades de negocio en una de las zonas de futuro de la ciudad, según le informaron a Sanchis.

El Ayuntamiento aprobó recientemiente incluir en la parcela de uso tercio de la calle de la Safor la opción de levantar un hotel, como un valor añadido al solar. Esquerra Unida se posicionó en contra, como recordó su portavoz, en el último pleno municipal, donde se dio cuenta de la aprobación definitiva de la Generalitat. El motivo fue que eso cambió en la práctica «el valor de lo que en su día se permutó con el Consistorio».
Llorente acudió a la sede del grupo de la oposición con José Granell, consejero delegado del Grupo Aedifica, promotor de toda la operación urbanística. Aseguraron al portavoz de Esquerra Unida que no hay problema con la financiación para las obras, que debe respaldar Bankia, y que la previsión es que todo el conjunto esté «acabado en unos diez años».

En este plazo se engloba también la recalificación del actual Mestalla. Sobre la avenida Cortes Valencianas, el segundo centro comercial estaría situado en la parcela donde el club se comprometió a construir un polideportivo público.

Subrayaron a la formación de izquierdas los problemas de humedades derivados de la cercanía de las gradas del nuevo estadio. «En su lugar, nos han enseñado planos donde se ve un edificio de más alturas que el campo de fútbol».

En los últimos meses, el calendario facilitado por el club es la intención de retomar las obras el próximo otoño, una cuestión que no salió a colación en el encuentro celebrado ayer en el Ayuntamiento. La estructura de hormigón está ya terminada y la paralización del proyecto llegó cuando se iban a encargar las estructuras metálicas y el revestimiento de las fachadas y cubiertas.

Desde entonces, el club ha decidido abaratar los costes, cambiando incluso los materiales elegidos en el proyecto original. «Nos han hablado de un cristal azulado», dijo Sanchis sobre la terminación de la cubierta, en lugar del aluminio previsto en su día.

La parte del nuevo estadio, en opinión del concejal, es lo que corre más prisa al Valencia, mientras que la otra parte del proyecto se completaría a una velocidad más lenta. Se trata de la recalificación del campo de Mestalla, para levantar en la parcela torres de viviendas, una galería comercial y aparcamientos.

La idea transmitida por el club es que los edificios lleguen hasta las 22 plantas de altura, dos más que las previstas por la alcaldesa Rita Barberá para el hotel que debe construir la empresa Expo Grupo en la parcela donde ahora se sitúa el nuevo Ayuntamiento.
Pero la idea más llamativa del plan es la ubicación de una galería comercial en el subsuelo del campo de fútbol. «El césped se quedará como el jardín del barrio y debajo se harán las tiendas».

El complejo estará conectado a través de un pasaje con la estación de metro de Aragón y con la de Cercanías que ha planificado el Ministerio de Fomento con el túnel pasante que debe salir de la estación Central.

Esquerra Unida expresó a Llorente su preocupación de que se pierda espacio público con el cambio de ubicación del polideportivo. Según Llorente, está muy adelantado el acuerdo para que se haga junto a la ronda norte, en la Ciudad Fallera. Sanchis dijo que la prioridad es que sera «de gestión pública y con los deportes que se practiquen consensuados con los vecinos».

El Valencia busca inversores extranjeros para dos centros comerciales en el nuevo estadio. Las Provincias