El auto en el que se comunica al concejal que está imputado cita al interventor para que declare por el fraccionamiento

La jueza que investiga al concejal de Cultura Festiva de Valencia, Pere Fuset, ha encargado a la Policía un informe acerca de las empresas beneficiadas por las adjudicaciones bajo sospecha de su departamento, que suman unas contrataciones por valor de 218.061 euros en 2016 y el pasado ejercicio. El auto de la instructora recoge el encargo a una unidad especial de la Policía Nacional para que analice la relación entre las mercantiles, el concejal «investigado» -antes imputado- y la formación política en la que milita, Compromís. Sorprende el encargo de una diligencia de este tipo casi como punto de partida de las pesquisas, que arrancaron a raíz de una denuncia del asesor del grupo popular Luis Salom.

La jueza todavía no ha fijado fecha para que el edil comparezca en el juzgado, como informó el pasado sábado este periódico. La diligencia se producirá previsiblemente cuando se reciba el informe policial. Así, con las conclusiones del dossier ya en el juzgado, la magistrada podría interrogarle por el contenido del trabajo de los agentes.

La causa, de la que ayer se dio traslado a los servicios jurídicos del Consistorio, no sólo analiza el posible fraccionamiento de contratos en las ferias de Expojove de los dos últimos años, sino que amplía los hechos bajo investigación a otros eventos del área del edil de Cultura Festiva. Así, suma la adjudicación de servicios de personal en la Feria de Julio, los actos de la Virgen de los Desamparados, la fiesta del 9 d'Octubre y la Cabalgata de Reyes. La instructora aprovecha en la resolución anterior para citar como testigo al Interventor General del Ayuntamiento para que explique por qué puso reparos a contratos bajo investigación. Se trata de cuatro mercantiles (Regesmit, Mathena Producciones, Espectáculos AMB Producciones SL y Enmovyment).

El concurso fue declarado desierto el pasado 21 de noviembre tras 18 meses de trámites burocráticos

El fraccionamiento es una práctica en la Administración que consiste en dividir la adjudicación de un servicio en contratos para evitar que el importe supere el límite de los contratos menores y el encargo deba salir a concurso. Llama la atención que en la anterior legislatura, con el PP en el Ayuntamiento, todos estos servicios de personal se englobaran en un sólo procedimiento y se sacaran a concurso.

En la causa judicial no se concretan delitos. La denuncia recoge hechos que podrían encuadrarse en un delito de prevaricación. No obstante, si del informe policial se desprende algún vínculo entre el concejal y las firmas podría extenderse a una supuesta malversación.

Los hechos investigados se remontan a abril de 2016, cuando caducó la contrata de servicio de personal para la atención y organización de fiestas y eventos festivos organizados por el Ayuntamiento. Hasta el 8 de noviembre del mismo año, Fuset no inició los trámites para licitar un nuevo concurso abierto con una moción impulsora que pasó por la junta de gobierno y de ahí a tramitarse en Contratación.

La demora se puede calificar como extraordinaria dado que hasta el 20 de septiembre de 2017 no se publicó en el Boletín Oficial de la Provincia el procedimiento abierto para este concurso. En todo ese tiempo, la delegación fue firmando contratos menores con las empresas citadas, que provocaron la alerta del grupo popular. El concejal del PP Félix Crespo denunció esta circunstancia en mayo del pasado año, al detectar una serie de partidas por valor de 90.000 euros. «Fuset está contratando directamente a empresas y está incurriendo en fraccionamiento de contratos para no superar los 18.000 euros tan recurrentes para el tripartito», dijo entonces.

Pero eso es sólo una parte de lo que ha aflorado con la denuncia de Salom, al recopilar más contratos. Tras el anuncio en el Boletín de la Provincia, el plazo para presentar ofertas acabó el 5 de octubre sin que se registrase ninguna propuesta.

El mismo día se presentó un recurso de reposición de un posible licitador en el que revelaba que no había podido solventar dudas de carácter técnico sobre los pliegos de condiciones ni a través del servicio de Contratación ni del servicio de Cultura Festiva. A día de hoy la petición sigue sin respuesta.

De ahí que el concurso fuera declarado desierto el 21 de noviembre con una resolución de la delegación de Servicios Centrales. Dos días después, Contratación pide un informe a Fuset sobre el procedimiento a seguir. Esta petición no ha sido resuelta todavía y fuentes municipales precisaron ayer que no se ha tramitado un nuevo concurso público, por lo que todos los contratos de personal para las citadas fiestas se siguen haciendo a dedo.

Fuente: La policía investiga la relación de Fuset y Compromís con cuatro empresas contratistas | Las Provincias