El Ayuntamiento cierra el primer trimestre con 4,8 millones en 839 encargos ante la entrada en vigor en marzo de nuevas restricciones

Paco Moreno

PACO MORENOValencia

Lunes, 28 mayo 2018, 01:16

Los cambios en la legislación sobre los contratos menores, más restrictiva desde el 9 de marzo, ha motivado que el primer trimestre de este año el Ayuntamiento haya alcanzado el récord de este tipo de contratación en lo que va de mandato, al alcanzar la cifra de 4,8 millones de euros repartidos en 839 encargos otorgados a dedo sin concurso público.

El Consistorio ha actualizado el documento del primer trimestre, donde en teoría ya no se incluirá ninguna factura más salvo sorpresa. En comparación con el arranque del pasado año y el de 2016, el gasto es mayor y, de momento, es el más abultado del mandato.

En 2017 fueron 901 contratos menores los firmados en el primer trimestre por las concejalías, aunque el gasto fue menor que ahora y se elevó hasta 4,07 millones de euros. Un ejercicio antes se alcanzó la cantidad de 3,17 millones repartidos en 510 encargos.

La organización del Bicifest o dos encargos para proyectos de carril-bici, entre las contrataciones

Echando la vista atrás, el primer trimestre de 2015 supera estas cifras, dado que con el anterior gobierno municipal del PP se llegó a 5,06 millones de euros en 772 contratos. El segundo trimestre, último de la alcaldesa Rita Barberá, el uso de este método bajó hasta los 3,5 millones con 583 millones, influido por el lógico parón de gestión en el cambio de mandato.

La evolución al alza del gobierno tripartito sorprende por las críticas anteriores de Compromís y el PSPV (València en Comú no había llegado al Ayuntamiento) a este método de contratación al considerarlo poco claro. Pese a esto, la realidad es que desde el 1 de julio de 2015 han gastado 52,26 millones de euros en un total de 9.052 contratos.

Al comparar ejercicios cerrados, en 2015 se gastaron 14,45 millones, mientras que en 2016 fueron 19,43 millones y el pasado ejercicio la cifra ascendió a 22,1 millones. Una progresión que se prevé reducir con los citados cambios de legislación.

En los contratos menores prácticamente cabe de todo, desde el encargo de un estudio de tráfico de una serie de calles hasta anuncios en medios de comunicación, conferencias, ediciones de libros o actuaciones musicales, entre otras. También obras que cumplan con el límite del presupuesto. En suma, un coladero que tiene en principio como ventaja acortar los plazos, pero donde la sospecha de opacidad por la falta de concurrencia es permanente.

Entre los cambios de la Ley de Contratos del Estado, el presupuesto máximo de un contrato de obras ha pasado de 50.000 a 40.000 euros (IVA aparte), mientras que para el resto pasa de 18.000 a 15.000 euros. Además, el artículo 118.3 obliga al Consistorio a comprobar y justificar que la empresa beneficiada no haya suscrito otros contratos menores que, de manera conjunta, superen los máximos legales en el mismo ejercicio. También que se justifique su necesidad y argumente para evitar cualquier riesgo de fraccionamiento del mismo encargo, lo que vulneraría la normativa.

Desde que entraron en vigor los cambios el 9 de marzo, en la relación de contratos menores aparecen anuncios en medios de comunicación, una quincena de facturas de la concejalía de Acción Cultural, entre las que se encuentran los pagos por espectáculos de circo, y la misma cantidad por parte de Pedanías.

Justo antes del cambio se aprobaron contratos a dedo para la organización del Bicifest, unas jornadas en favor del transporte en bicicleta. La factura asciende a 21.550 euros, prácticamente el tope permitido. También sendos encargos a despachos de arquitectura para proyectos de carril bici por la misma cantidad, junto con 58.910 euros para la reforma de una escuela infantil, nuevamente en el límite legal.

Los contratos municipales a dedo del Ayuntamiento de Valencia alcanzan el récord de este mandato | Las Provincias