•Sólo parece una factura pagada a Escola Valenciana pero no expediente alguno de la adjudicación como contrato menor

•Barcala anuncia que llevará el caso de 'nepotismo' del nacionalista Bellido al Consejo Municipal de Transparencia

La segunda Plaça del Llibre d'Alacant contó con más dinero público para su celebración en el puerto de Alicante -el año anterior se hizo en la plaza del Ayuntamiento-, pero no por ello Compromís siguió un procedimiento reglado para beneficiar a su organización satélite, Escola Valenciana y a su protavoz en la ciudad, el también dirigente nacionalista local Ismael Vicedo. De 10.000 se pasó a casi 14.000 euros.

Según informó ayer el Gobierno municipal del PP -quien al semana pasada decidió suprimir este año el gasto de promoción que el tripartito daba a la entidad nacionalista «próxima al independentismo catalán»- en el Consistorio se ha detectado que en 2017 la Concejalía de Presidencia, dirigida por el portavoz de Compromís Natxo Bellido, «pagó directamente y a dedo, sin mediar expediente alguno previo, un total de 14.732,42 euros a esta entidad».

«No hay solicitud de presupuestos u ofertas, sino una única factura emitida por Escola Valenciana», añadieron fuentes municipales.Tampoco hubo «ninguna convocatoria ni bases ni nada que justificara este pago a Escola Valenciana para organizar la Plaça del Llibre, que en realidad fue un pago directo, ya que no hay expediente alguno, a pesar de que en los presupuestos constaba una partida para realizar campañas de promoción del valenciano y no un evento único».

Por eso, su portavoz Mari Carmen de España manifestó que «a pesar de que el concejal nacionalista Natxo Bellido intenta escudarse, para justificarse, en que Escola Valenciana es una entidad reconocida que hace otras cosas con el Ayuntamiento, eso no tiene nada que ver con recibir un pago directo de casi 15.000 euros sin ningún tipo de expediente. Hay muchas entidades de todos los sectores que hacen cosas con la institución municipal y no se les contrata a dedo por el hecho de ser conocidos».

Además, la portavoz del PP señaló que «no es habitual ni correcto tramitar un contrato menor con una entidad por ese importe sin mediar expediente y sin pedir varios presupuestos a nadie, ni nada de nada». Para añadir: «¿qué hubiera ocurrido si a la feria del libro valenciano de 2017 otro proveedor hubiese estado interesado en concurrir y hubiera podido organizarse por menos dinero de esos 14.732,42 euros con los que se financió a Escola Valenciana, en la que trabaja la pareja de la concejal de Compromís?».

El alcalde de Alicante, el 'popular' Luis Barcala, anunció ayer que el equipo de Gobierno dará traslado al Consejo de Transparencia y Buen Gobierno la adjudicación sin expediente de la celebración de la Plaça del Llibre d'Alacant por parte de Compromís. «Un órgano creado expresamente para cuestiones que suscitan dudas éticas o incumplimiento del Código de Buen Gobierno las valore y dictamine», recordó el primer edil, al tiempo que añadía que el Código de Buen Gobierno «obliga» a quienes lo han «suscrito» y «hasta donde sé el señor Bellido, lo tiene suscrito».

«Ahora mismo lo que estamos esperando es que el señor Bellido dé las explicaciones correspondientes» sobre «el por qué de la decisión de apoyar este, como otros proyectos de Escola Valenciana, o de por qué en un momento dado se prescinde, para montar una feria del libro, de otros posibles patrocinadores, habrá otra gente capacitada». «De hecho, se montan muchas ferias del libro en la propia ciudad de Alicante y concurren y presentan proyectos muchos patrocinadores; esta por lo visto solo podía tener un patrocinador y así se hace». Y conminó a Bellido que explique por qué en este caso «concretamente» sí se patrocinaba y otros no.

Además, le exigió que explique si «conocía perfectamente o no» que este acto estaba gestionado por una persona «vinculada muy directamente, no solo a su partido si no a una de sus concejales», manifestó en referencia a la pareja de la concejala de Compromís, María José Espuch. Asimismo, el alcalde de Alicante indicó que «por supuesto» el equipo de Gobierno que dirige rompe toda relación con Escola Valenciana «por los precedentes de vinculación y exaltación del independentismo catalán y por el fomento que entendemos que se hace de toda esa actividad».

«Es una cuestión de principios, no vamos a respaldar ningún movimiento ni ninguna asociación cuyo planteamiento sea el separatismo, el independentismo, sea asociarnos al pancatalanismo o sea de cualquier otro tipo; no creemos en eso y por una razón de principios única y exclusivamente no vamos a respaldar con dinero público que se vaya extendiendo algo que en Cataluña ya estamos viendo los resultados», zanjó el primer edil alicantino.


Cs pide información

Todos los contratos. El grupo municipal de Ciudadanos (Cs) en el Ayuntamiento de Alicante solicitó ayer por Registro Municipal «todos los los contratos y facturas que ha tenido el Ayuntamiento con la Plaça del Llibre y los organizadores de la misma, donde hasta ahora figura Escola Valenciana». En palabras de la portavoz Yaneth Giraldo: «Urge que en este asunto se debata en la Comisión de Vigilancia de la Contratación ante la falta de explicaciones contundentes del portavoz de Compromís, Natxo Bellido, que una vez más se ha puesto de perfil, tirando balones fuera, cuando hablamos de un asunto tan importante como es la transparencia en el correcto uso de los fondos públicos». Disipar dudas. «Hay que disipar cualquier duda de un posible trato de favor hacia Plaça del Llibre, y despejar también cualquier duda de un uso sectario del dinero de todos los alicantinos para actividades que en el fondo están diseñadas para el fomento del nacionalismo excluyente tal y como venimos diciendo desde Ciudadanos estos últimos días», concluyó la edil.


Fuente: https://www.elmundo.es/comunidad-val...94c8b4609.html