La firma recibió ayudas de otros dos gobiernos y falsificó audiencias y alquileres

En comisión la diputada del PP Beatriz Gascó enseñó la patita y ayer la portavoz adjunta,Eva Ortiz, sacó toda la artillería y, con papeles en la tribuna, acusó a las empresas ligadas familia del presidente de la Generalitat -Comunicacions dels Ports y Mas Mut Comunicacions- de crear una «trama para conseguir fondos públicos mediante gastos cruzados, alquileres fraudulentos y nóminas». Ortiz acusó al Consell de no actuar y hacer la vista gorda ante las evidencias y las continuas denuncias de su grupo y advirtió: «Los juzgados no la van a hacer, porque ya están actuando».

La diputada del PP se pronunció en estos duros términos en la sesión vespertina del pleno de las Cortes donde interpeló al Consell por las ayudas públicas. La falta de concreción de su pregunta -pero los detalles de las irregularidades denunciadas- impidieron al conseller de Hacienda, Vicent Soler, hacer una argumentada réplica. Se limitó a defender los procedimientos de adjudicación, la transparencia del Consell que ha permitido a la diputada acceder a la documentación y comparó la gestión de ahora con los múltiples casos de corrupción de la época anterior.

La dirigente popular indicó que la empresa de la que el hermano del presidente es consejero delegado mintió al señalar que no había recibido ayudas por el mismo concepto de otras administraciones cuando logró ayudas de la Generalitat catalana y del Gobierno de Aragón. Ortiz puso el acento en que, tras el cambio de legislatura, las firmas del «holding Puig SA» incrementaron sus ingresos en 686.000 euros (290%) después de tres años de pérdidas.

Asimismo, les acusó de fraude en las subvenciones: «Imagínese que usted y yo recibimos una subvención de la Generalitat por producir unos contenidos en valenciano y al día siguiente, esos contenidos subvencionados nos los vendemos mutuamente, y para acabar, utilizamos las facturas de esas ventas cruzadas para justificar las subvenciones ante la Generalitat». Además, señaló que Mas Mut presenta para cobrar la subvención una factura del alquiler de un local propiedad del hermano del presidente y la otra empresa -Comunicacions- también presenta como gasto justificable el alquiler de su local propiedad del padre de Puig. Por último, les acusó de falsear las audiencias al decir que la radio tiene 43.000 oyentes diarios y la televisión 35.000 espectadores, «más que À Punt».

Fuente: https://www.elmundo.es/comunidad-val...8148b465a.html